Publicidad

Como sacar partido al IVA en la pyme

El IVA es fuente de constantes quebraderos de cabeza para la pyme y los autónomos por diferentes motivos, pero el más repetido es que supone un desajuste para sus cuentas y una pérdida de tiempo. Sin embargo, bien gestionado, este flujo de caja puede suponer un importante empujón para la tesorería.

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es el impuesto indirecto por excelencia. Según la definición de la Agencia Tributaria grava las entregas de bienes y prestaciones de servicios efectuadas por empresarios y profesionales, las adquisiciones intracomunitarias y las importaciones de bienes“. Tiene carácter regresivo y recae sobre el consumidor final, no sobre las empresas. Sin embargo, las empresas tiene que pagar un peaje por el IVA que va más allá de lo purantemente económico. Y es que el Estado las utiliza como recaudadoras del impuesto

El propio funcionamiento del IVA es el que coloca a las pymes como recaudadoras del impuesto. Echevarri lo explica a la perfección, pero de forma resumida la empresa ingresa y después paga a Hacienda la diferencia entre el IVA soportado y el IVA repecutido. En otras palabras, toda empresa tiene que pagar un IVA por los servicios y suministros que utiliza para su actividad e ingresa un IVA, que es el carga a sus clientes. Normalmente el segundo supera al primero y esa diferencia será lo que tenga que pagar a la AEAT en su declaración trimestral de IVA. Sin embargo, en realidad no está pagando a Hacienda, sino devolviendo un dinero, el del IVA, que nunca fue suyo, puesto que actúa como mero recaudador. De ahí que muchas de las quejas de autónomos y pymes por el IVA que deben pagar cada mes sean infundadas, ya que la administración no está quitándoles dinero, sino reclamando un impuesto que pagan los ciudadanos al Estado y que este les presta.

El problema radica en la concepción que muchos autónomos tiene de que el IVA es un dinero suyo que Hacienda les quita en forma de impuesto. En realidad, lo que la AEAT hace es utilizarlos como recaudadores y más que por el dinero que puedan quitarles todos los meses (sin tienes que pagar IVA es que tus ingresos superan a tus gastos y deberías alegrarte) las quejas deberían venir más por el lado de la productividad y la pérdida de tiempo. Como apuntamos hoy, las empresas pierden una media de 282 horas al año en el pago de impuestos, siendo el pago trimestral del IVA la que se lleva la palma.

A cambio de su tiempo, lo que el autónomo obtiene es un adelanto de capital: el dinero que después deberá devolver de IVA y que podrá tener en su cuenta todos los meses. Así, por ejemplo, si nuestro IVA devengado es de 50 y nuestro IVA deducible es de 100 todos los meses ingresaremos 50 en nuestra cuenta con los que poder ‘jugar’ durante dos o tres meses. En anteriores ocasiones ya hablamos de como ganar la batalla del IVA y ahora vamos a ver algunas opciones para rentabilizar este capital, sin perder de vista que después deberemos devolverlo al final del trimestre.

La forma de rentabilizar este dinero es invirtiendo y quizás al alternativa más segura sean los depósitos. En la actualidad existen depósitos a un mes y tres meses que ofrecen rentabilidades interesantes. Aquí os dejamos los enlaces a los ranking que elaboran los compañeros de Mejores Depósitos:

No es que vayamos a hacernos ricos, pero dependiendo del volumen de facturación puede suponer una aportación extra para la empresa. Otra opción más sencilla es depositarlo directamente en una cuenta remunerada, donde la rentabilidad será menor, pero también los trámites. Aquí os dejamos un enlace al ranking de cuentas remuneradas.

Evidentemente existen opciones donde el margen de ganancia es mayor, pero también el riesgo y lo importante aquí es que se trate de inversiones con posibilidad de darnos liquidez inmediata para el pago trimestral y, sobre todo, que garanticen que recuperaremos ese dinero que a fin de cuentas habrá que devolver a Hacienda.

También te puede interesar:

Publicidad

2 responses to “Como sacar partido al IVA en la pyme

  1. Jose,

    La verdad es que no puedo decir otra cosa que este articulo me ha parecido más que lamentable.

    Gracias por ignorar completamente las verdaderas causas que provocan la queja por parte de autónomos y PYMES, ahí van un par por si lo desconoces:
    – el IVA se abona en el momento de generar una factura y no en el momento en el que se cobra. Si atendemos a las estadísticas oficiales que hablan de que la media de pago en España es de 104 días (con la administración pública al frente y siendo ilegal) es evidente que el autónomo o la PYME no es el beneficiado por una financiación por parte de la AEAT sino al contrario habitualmente realiza el abono de IVA antes de haberlo recibido por parte de su cliente.
    – en el caso de concurso de acreedores de un cliente (situación no excepcional hoy en día) AEAT no devuelve el dinero anticipado de IVA de aquellas facturas no cobradas hasta la liquidación de la empresa en concurso de acreedores (más de un año)

    Si, es verdad, tal como comentas en el artículo probablemente nos quejemos por vicio y por ser muy malos gestores ignorando algo tan básico como que el IVA es un dinero que nos abonan los clientes y que corresponde a Hacienda.

    En fin…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *