Publicidad

Los empleados con cargas familiares son los que más se ausentan del trabajo

1,3 millones de ocupados no fueron a trabajar cada día en nuestro país, según las últimas cifras del INE en 2008. Pero de éstos, ¿cuántos han faltado por una razón justificada?

Según las estadísticas, la principal causa de absentismo es la de enfermedad común y es en este caso en el que se esconden las ausencias laborales no justificadas. Identificar el por qué y darle una solución es uno de los principales retos de los departamentos de recursos humanos en plena crisis.

Un estudio de Adecco establece que la cifra media de la tasa de absentismo de las empresas encuestadas es del 5,35%, un dato por encima de la media europea, que se sitúa entorno al 4%, y lo suficientemente alto como para tomar medidas en el seno de las empresas.

Según los encuestados, los trabajadores con cargas familiares son los que más se ausentan del trabajo, especialmente si son mujeres: para el 59,26% de las empresas encuestadas son las empleadas con responsabilidades familiares las que más faltan, frente al 40,74% que opina lo mismo sobre los hombres con idéntica situación personal.

Aunque un 60,38% de las empresas encuestadas afirma que esta situación no ha hecho variar sus índices de absentismo, sin embargo, entre aquéllos que sí aprecian cambios como consecuencia de la situación económica, un 85,71% afirma que ha provocado una reducción en la falta de asistencia al trabajo por parte de sus empleados.

La sensación de incertidumbre o el miedo a perder su puesto de trabajo hace que muchos trabajadores se vinculen más con la empresa y eviten faltar innecesariamente o, estando justificada la ausencia, intentan faltar lo mínimo posible.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *