Publicidad

Seis De Cada Diez Pymes Requieren Financiacion Externa

En esta nota vamos a mencioonar lo que requieren Seis De Cada Diez Pymes que es Financiacion Externa por la crisis que esta ocurriendo para que no baje el deseempleo.

La pequeña y mediana empresa (conocida también por el acrónimo PYME, lexicalizado como pyme) es una empresa con características distintivas, y tiene dimensiones con ciertos límites ocupacionales y financieros prefijados por los Estados o regiones. Las pymes son agentes con lógicas, culturas, intereses y un espíritu emprendedor específicos. Usualmente se ha visto también el término MiPyME (acrónimo de “micro, pequeña y mediana empresa”), que es una expansión del término original, en donde se incluye a la microempresa.

La pequeñas y medianas empresas son entidades independientes, con una alta predominancia en el mercado de comercio, quedando prácticamente excluidas del mercado industrial por las grandes inversiones necesarias y por las limitaciones que impone la legislación en cuanto al volumen de negocio y de personal, los cuales si son superados convierten, por ley, a una microempresa en una pequeña empresa, o una mediana empresa se convierte automáticamente en una gran empresa. Por todo ello una pyme nunca podrá superar ciertas ventas anuales o una cantidad de personal.

La crisis golpea con especial virulencia a las empresas que cuentan con entre 10 y 50 trabajadores. Al menos eso se deduce de una encuesta de la Cámara de Comercio de Lugo, donde se ha constatado que seis de cada 10 pymes tuvieron que recurrir a financiación externa en los últimos tres meses y sólo el 13% lo hicieron para financiar nuevas inversiones.

El presidente de la entidad cameral, Alfredo Mosteirín, ha reconocido que la situación es crítica y obtener financiación externa se ha convertido en un objetivo imposible para el 47% de las empresas que la han solicitado, mientras que un 38% ha encontrado las condiciones muy endurecidas con relación a otras épocas todavía recientes. En más de la mitad de los casos (52%) se exigen tanto garantías personales como de la propia empresa. Del porcentaje de sociedades que ha acudido a la financiación ajena, un 57% lo han hecho para hacer frente al pago de proveedores y un 30% para refinanciar deuda.

El Presidente de dicha entidad remarco que las pymes que consiguieron financiación encontraron muchas más facilidades en las cajas de ahorro y  muchas menos en las entidades bancarias. También lamentó que sólo un escaso porcentaje de empresas consiguieron líneas de crédito a través de herramientas impulsadas por los distintos gobiernos (central y autonómico).

Pese a todo esto, la Cámara considera imprescindible que las empresas mantengan una actitud positiva ante las dificultades del entorno, partiendo de la máxima que la única crisis es no querer superarla.

Mosteirín hizohincapié en que las empresas están empezando a notar mayores dificultades como consecuencia del rápido e intenso deterioro del contexto económico y de la incertidumbre de tipo financiero actualmente existentes.

ademas preciso que las pymes, la escasez de recursos financieros constituye un problema de primera magnitud, que hace peligrar no sólo sus proyectos de inversión, sino, incluso, la continuidad de su operativa habitual. Mosteirín ha incidido en que la situación no está bien y en estos momentos muchas empresas enmarcadas dentro de la consideración de pymes se encuentran en peligro de supervivencia.

Es importante destacar que la única crisis es la que no se quiere superar.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *