Publicidad

Reducción de la jornada laboral

Dentro de las distintas alternativas existentes para paliar la crisis, la actual aplicación de medidas de flexibilidad interna sólo suponen en un 13% la aplicación de reducciones de la jornada y por una causa económica, ya que los ERE en concepto de reducción de la jornada significan 4 de cada 100 casos, debido a que en varias empresas españolas, tienden a ajustar costes vía despidos.

Tanto desde el Gobierno y como desde los agentes sociales han pensado en el modelo alemán, en el que se articulan los recortes a través de la reducción del horario de los empleados. En lo que respecta a España, este tipo de medidas por ahora, parece no tener éxito. Cifras como que de 924.000 trabajadores que han sufrido una reducción de su jornada durante el último trimestre, sólo el 13% fue a causa de la crisis económica, reflejan la poca aceptación de momento por parte de las empresas.

Dentro de las causas por las cuales se establece la reducción de la jornada laboral se encuentran el hecho de haber sufrido un accidente o padecer una enfermedad, esto se dan en 47,6% de los casos, o por tener un hijo en el 11,71%, según lo refleja el estudio de Agett, la patronal de las empresas de trabajo temporal.

Mientras que las dos herramientas de ajuste de este tipo, como son un expediente de regulación de empleo de reducción de jornada, y organizar un paro parcial por razones económicas, éstas apenas son el 3,7% y un 10% respectivamente, del total. Más allá de que la actual y dura recesión, ha incrementado en un año un 1.952% los ERE de este tipo, pero éstos significan sólo un 4% del total de expedientes de 2009.

En cuanto a las interrupciones parciales de la producción, estas han aumentado en un 100%. Respecto a los sectores que más han decidido optar por esta práctica son el sector de la construcción el 25%, la industria manufacturera un 20,8% y el comercio, un 11,1%. Respecto a la incidencia de estas medidas, ya ha pasado su pico de actividad, que llegó a cotas históricas durante el primer y el segundo trimestre de 2009.

En lo referido al ‘modelo alemán’ este punto recién se pondrá sobre la mesa de diálogo social en Enero de 2010. El modelo alemán, consiste en un método que flexibiliza la reducción de horarios en las empresas que presentan problemas económicos, para reducir costes sin causar despidos.

Si bien queda mucho por hacer, negociar y aplicar, no sólo la importancia parte de tomar medidas sino que estas se respeten por los responsables de aplicarlas.

Publicidad

4 responses to “Reducción de la jornada laboral

  1. Se podría acabar con el PARO (o disminuirlo en alto grado) con sólo reducir la jornada laboral dejándola en cinco horas diarias para la mayor parte de los trabajadores: casi desaparecerían los “contratos basura”. Se repartiría de una forma más equitativa ese bien común llamado TRABAJO. Ya no sería necesario recaudar tantos impuestos para reinvertirlos en los parados inactivos. Pienso que hay que tener muy en cuenta que existe una producción excesiva. Ni el consumismo en el que estamos inmersos logra absorber tantos y tantos productos fabricados y además estamos generando enormes cantidades de desperdicios. Se hace necesario frenar la superproducción. Los sistemas automáticos sirven entre otras cosas para hacer menos necesaria la mano de obra. Por consecuencia será forzoso reducir el total de horas de mano de obra. De ahí la que yo creo necesaria reducción de la jornada laboral y la repartición más equitativa del empleo. Al final todos saldríamos ganando. Se incrementaría el número de personas cotizando a la SS y se reduciría el gasto por aportaciones a los parados. La población dispondría de más tiempo libre para dedicarlo a lo que quisieran: otras ocupaciones, formación, etc. y se produciría un cierto incremento del consumo. ¿O estoy totalmente equivocado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *