Publicidad

Plan Urgente Para Pymes

El Banco de España presentó resultados de la Central de Balances correspondientes a dos años anteriores. Este fue un trabajo riguroso cuyas conclusiones confirman el sentimiento general respecto a la economía española: tras una ligera recuperación en 2010, las empresas españolas han vuelto a sufrir la crisis de forma preocupante. Y dentro de estas, las pequeñas y medianas empresas, las pymes, han llegado a una situación límite, porque no llegaron a recuperarse de la crisis de 2008 y 2009 y han recibido la recaída del 2011 sin margen de maniobra.

El conjunto de las pymes españolas ha visto cómo caía su beneficio durante los cinco últimos años, desde 2007 hasta 2011, lo que ha provocado que lleguen a una situación de descapitalización que hace muy difícil su supervivencia. A los ya conocidos problemas de financiación, hay que sumar los efectos de la morosidad, la rigidez del régimen laboral y del sistema fiscal y, por supuesto, la caída del consumo interno de España. El Gobierno debera plantear un plan urgente de fomento de las pymes, que representan más del 99% del tejido empresarial y generan el 92% del empleo en España.

Es importante señalar que las condiciones de financiación se han endurecido para tres de cada cuatro pymes.

Según el Directorio de Empresasdel Instituto Nacional de Estadística (Dirce) , el número de empresas activas en España es de 3,25 millones, al concluir 2010, con una caída del 1,5% respecto al año anterior.

Las pymes representan en este país una parte importante de la actividad económica.,y no solo en esta region sino en la Unión Europea, las microempresas y las pymes representan el 99,9% del total y generan el 71,9% de los puestos de trabajo. Tan solo en Alemania y Reino Unido las grandes empresas emplean a más del 30% de la población ocupada.

En el caso español la mayoría de los partidos políticos han incluido en sus programas medidas de apoyo a las pequeñas y medianas empresas que además, era una buena fórmula para distraer la atención de los recortes fiscales que tendría que plantear el partido vencedor.

Este plan debería afrontar los siguientes problemas:

1. Financiación. Es el primer problema de la empresa en España, con unos efectos demoledores sobre las pequeñas y medianas empresas. Este tipo de empresas lleva cuatro años con el agua al cuello por el cierre del grifo crediticio de bancos y cajas de ahorros, que les dificultaba la financiación del circulante.

2. Cobro de deudas de morosos. Ladministraciones públicas deben a las empresas más de 35.000 millones de euros y que el retraso general en los pagos supera los seis meses. La Ley de Morosidad de julio de 2010 reducía a 30 días el plazo de pagos de las administraciones públicas y es urgente su implementación, tanto para el sector público como el privado.

3. Fiscalidad. Las mayoría de las organizaciones empresariales lleva años solicitando una fiscalidad específica para las pequeñas y medianas empresas, que incluya una rebaja en el tipo de Impuesto de Sociedades, incentivos fiscales a la contratación y una reforma en el pago del IVA, para que no se ingresen las cuotas hasta que se hayan cobrado las facturas. Estas y otras medidas serían deseables de forma inmediata.

4. Marco laboral. El Gobierno debería también, a la hora de llevar a cabo las reformas del mercado laboral y la negociación colectiva escuchar a los representantes de las pequeñas y medianas empresas para incluir modificaciones específicas que ayuden a estas empresas a contratar en condiciones especiales y poderse descolgar de los convenios nacionales o sectoriales ante situaciones específicas.

5. Otras reformas.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *