Publicidad

Negocios híbridos

Ante la difícil situación que atraviesan, cada vez son más las pymes y comercios que deciden incursionar por medio de un modelo ‘multiespacio’.
Dada la actual situación, decidir abrir un nuevo negocio se podría considerar como riesgoso sobre todo cuando las pymes se encuentran lastradas por los impagos o falta de financiación. Pero muchas se deciden igualmente y apuestan a diversificarse, reuniendo varias propuestas en un mismo local o establecimiento. Se definen como negocios híbridos o los también llamados multiespacios.

Uno de los ejemplos es “De Viaje”, que ha integrado una agencia de viajes y una librería. El objetivo es el de aportarle un valor añadido para su clientela, logrando reducir costes y fidelizar clientes.

Un modelo recomendado, si el espacio es amplio, es en el caso de una peluquería agregarle valor añadido sumándole una propuesta de cafetería o también en el caso de una librería, donde se pueda saborear un buen café y sentarse a leer un clásico o un betseller. Este es uno de los modelos más recomendados el de Café-Bar-Librería.

Toda decisión a nivel empresarial implica siempre un riesgo mayor o menor, aunque una vez que se presentan los resultados se puede decir que el que no arriesga no gana, logrando añadir valor a su negocio o pyme, fidelizar a sus clientes y sobresalir por sobre la competencia.

En el caso de “De Viaje”, señalan que la agencia de viajes llega a facturar 10 veces más que la librería, pero por cuestiones del valor añadido que aporta y la fidelización de sus clientes, les sirve.

Otro de los negocios híbridos es el basado en la ropa y la decoración o el cóctel entre el cine y la gastronomía.

La cuestión radica en apostar, aprender, mejorar y sorprender, diferenciándose de la competencia y hacerle frente a la crisis con nuevas ideas, que tal vez terminen siendo un modelo de negocio.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *