Publicidad

Financiación para pymes en tiempos del COVID

La pandemia del nuevo coronavirus Sars Cov2 (que provoca la enfermedad Covid19) está suponiendo un duro golpe para la actividad económica. Con gran parte de los negocios y comercios paralizados, y solo algunos saliendo poco a poco de la “hibernación”, muchos van a necesitar liquidez para poder sobrevivir a esta situación.

startup-593341_1920

Especialmente delicada es la situación de muchas pequeñas y medianas empresas, cuyo músculo financiero generalmente no es tan potente como el de las grandes empresas. Estas pymes son la base de nuestra economía. Suponen el 98% del tejido empresarial, el 75% del empleo y el 65% del PIB.

Sin embargo, muchas de estas pymes están entre los más afectados por el parón económico que ha conllevado la declaración del Estado de Alarma, y han tenido que cerrar sus negocios o parar su actividad. Según CEPYME, la patronal de las pequeñas y medianas empresas, a finales de marzo cerca de medio millón de pymes temía desaparecer por efecto de la crisis generada por la pandemia de coronavirus.

En este contexto, para muchas pymes y autónomos es urgente encontrar una vía de financiación rápida y simple que les permita disponer de liquidez inmediata, como la que se ofrece aquí. Una inyección puntual de liquidez que les ayude a superar los peores momentos, y que las mantenga a flote para reflotar cuando el temporal amaine.

Características de los créditos rápidos

Evidentemente, el principal instrumento para esto es el crédito. Tradicionalmente, han sido las entidades financieras las encargadas de hacer fluir el crédito hacia la economía productiva, facilitando así su funcionamiento. Sin crédito, sería difícil para las empresas realizar inversiones productivas únicamente con su liquidez.

Ahora bien, las entidades de crédito son instituciones muy asentadas, con unos mecanismos de funcionamiento generalmente lentos y burocráticos. Y esas características pueden ser un hándicap en una situación como la actual, en la que una pyme puede necesitar de un crédito de manera urgente para no verse arrastrada al cierre.

Por eso, la aparición de los créditos online, que hasta ahora se dirigían principalmente a clientes particulares con una necesidad puntual y concreta de gasto, pueden convertirse en una herramienta muy útil para que las pymes superen dificultades transitorias de liquidez durante la actual fase de la pandemia.

El Banco de España da una definición de cuál es la característica principal de estos instrumentos de crédito: reducen “al mínimo los trámites y gestiones necesarios para su concesión, es decir, por la rapidez con que el interesado recibe contestación a su solicitud”.

Normalmente, estos créditos rápidos apenas exigen la presentación del DNI, una nómina, algún documento acreditativo del domicilio y los datos de la cuenta de ingreso. Suelen ser préstamos por cantidades inferiores a 5000 euros: es decir, el tipo de préstamo que puede sacar a un particular o una pyme de un apuro puntual, que en este caso puede venir motivado por el cierre temporal del negocio. Además, suelen ser créditos flexibles, que permiten la amortización en las cuotas y los plazos elegidos por el cliente, con unos intereses conocidos que se calculan en función de esos criterios.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *