Publicidad

Vender en Internet

Vender en internet es una buena solución para quienes desean expandir su negocio a un coste razonable o simplemente para las pyme que desean probar nuevos mercados pero no cuentan con los recursos para acceder a ellos. Sin embargo, hoy en día no es suficiente una página web para vender online.

En tiempos de crisis, el comercio electrónico es una buena salida para las pymes, pero la venta online ya no es tan sencilla como hace una década. Cada vez hay más competencia y, como apuntamos en nuestros siete consejos para que tu web venda más, ya no es suficiente con estar presente en la red mediante una página estática: hay que ir un paso más allá.

Pero antes incluso de tener página web o si la tenemos pero no estamos sacando el rendimiento esperado conviene hacerse una serie de preguntas como parte de nuestra planificación para vender en internet.

¿Necesito vender por internet? ¿Están mis clientes en Internet?

Estas son dos cuestiones que plantea Víctor Martín como parte de sus consejos a la hora de establecer un primer acercamiento. En concreto, nos insta a saber si el cliente está dispuesto a comprar o no. Se trata básicamente de pensar quién es nuestro cliente tipo y conocer sus hábitos y sus posibilidades de compra. Así, por ejemplo, si vendemos productos dirigidos a personas mayores de 60 años es muy posible que nos estemos confundiendo de canal de venta -¿Cuántas personas de esa edad compran a través de internet?- mientras que si nos dirigimos a jóvenes adolescentes que evidentemente utilizan internet puede que no estemos dando con la persona que toma la decisión de compra -sus padres- si pedimos que el pago se realice con tarjeta de crédito.

La importancia de la URL

Lo más lógico es tratar de que la url de nuestra página web coincida con el nombre de la empresa o por lo menos sea similar. De hecho, este es uno de los consejos más repetidos. Sin embargo, otra alternativa complementaria es buscar un dominio relacionado con lo que queremos vender. Si nuestro negocio es el alquiler de coches y nuestra empresa se llama “Ramirez Express” es más fácil que los clientes nos localicen si nuestra página web es www.alquilerdechoches.com Evidentemente, la mayoría de grandes dominios tiene dueño, pero siempre se pueden buscar alternativas. Todo es cuestión hacer un poco de investigación de mercado.

Esto es sólo una parte de lo que se conoce como SEO y que como explican desde Loogic, es importante a la hora de crear una página web. Sirve básicamente para que los buscadores nos indexen mejor y podamos aparecer en mejores posiciones y que nos lleva directamente al siguiente punto.

Visibilidad

Internet ha evolucionado de forma exponencial en muy poco tiempo y esto ha atraído a miles de empresas a la red y todas quieren vender. El problema es que no todas son visibles. En el fondo se trata del clásico problema de localización a la hora de montar un negocio a pie de calle. Si no estás bien situado es más complicado que los clientes pasen por tu tienda y por lo tanto las oportunidades de venta se reducen. En internet ocurre lo mismo: hay que luchar por ser visible. Existen diferentes formas de lograrlo, empezando por la propia arquitectura de la página y otras estrategias de SEO que nos permitirán aparecer bien posicionados en los buscadores. Además, también puede ser una buena alternativa anunciarse a través de Google Adwords y hacer alguna campaña de CPC.

A esto hay que añadir una forma adicional de ganar relevancia y visibilidad y es a través de la generación de contenidos.

El contenido es el Rey

“Content is King” es uno de los mantras que se pueden escuchar por la red y lo cierto es que un buen contenido es la mejor forma de vender un sitio web y de atraer contenido. Existen infinidad de normas para crear buen contenido pero quizás la más importante es no enfocar los contenidos hacia la venta, sino hacer que sean útiles para nuestros clientes. Dicho de otra forma, no pretender vender mediante el contenido, sino ganar relevancia y reforzar la imagen de marca. Las ventas llegarán como consecuencia de ese trabajo.

Un poco de Social Media

Uno de los errores más comunes de las empresas es pensar que deben estar sí o sí en redes social porque, a fin de cuentas, son gratuitas. Tener presencia online requiere siempre de tiempo y a veces de dinero. El propio negocio nos dirá hasta qué punto debemos invertir en social media y si lo que necesitamos es un blog, una cuenta de Twitter o de Facebook. En cualquier caso, lo primero que debemos hacer es tener claro cuál es nuestro objetivo. Si no lo tenemos claro quizás no debamos estar presentes en las redes sociales… Y en caso de estar, será necesario trazar un plan de acción para que nuestra presencia online no se convierta en un sumidero de tiempo y recursos.

Usabilidad o pensar en el cliente

El producto en la empresa es lo más importante junto con el cliente. Nunca debemos perder de vista que lo que buscamos es atraer al cliente y que compre. Por lo tanto, nuestra página web debe tener un diseño agradable y una navegación ágil e intuitiva.

Estos son sólo algunas recomendaciones generales ¿Conoces alguna otra? Te escuchamos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *