Publicidad

¿Qué es el ICO?

Muchas veces habrás oído hablar del ICO como fuente de financiación para pequeñas y medianas empresas, pero seguramente no sabes qué es y cuál es su misión.

¿Qué es el ICO?

El Instituto de Crédito Oficial es una entidad pública empresarial, adscrita al Ministerio de Economía y Hacienda a través de la Secretaría de Estado de Economía que tiene consideración de Agencia Financiera del Estado. Trabaja por el crecimiento y la mejora de la distribución de la riqueza nacional y fomenta aquellas actividades económicas que por su trascendencia social, cultural, innovadora o ecológica merezcan una atención preferente. Estos objetivos son llevados a cabo por el ICO en su doble función de Entidad de Crédito Especializada y Agencia Financiera del Estado. De esta manera, apoya los proyectos de inversión de las empresas españolas, para que sean más competitivas y contribuyan al progreso económico de nuestro país.

La financiación del ICO se dirige a impulsar sectores como la industria cinematográfica, el transporte, favorecer los proyectos de innovación tecnológica, las energías renovables y potenciar la presencia de nuestras empresas en el exterior.

Qué hace el ICO

* Impulsa las inversiones de las Pymes.
* Promueve la vivienda en alquiler y la urbanización del suelo.
* Favorece la internacionalización de las empresas españolas.
* Potencia la industria cinematografica española.
* Apoya el desarrollo de grandes proyectos de inversión en España.
* Fomenta las exportaciones y la ayuda oficial al desarrollo.
* Financia, por cuenta del gobierno, a los afectados por graves crisis económicas o catástrofes naturales.

Para conseguir estos objetivos, el ICO actúa de dos maneras bien diferenciadas:

Como Banco Público

El ICO concede préstamos para financiar operaciones de inversión y liquidez de las empresas, tanto dentro como fuera de España y actúa de dos formas:

  • Líneas de Mediación: el ICO diseña y fija las principales características de las diferentes líneas de financiación, a la vez que firma los correspondientes Acuerdos de Colaboración con las Entidades de Crédito para su comercialización a través de sus redes. Estas líneas están dirigidas fundamentalmente a trabajadores autónomos y pequeñas y medianas empresas. El ICO determina las dotaciones de cada línea, la finalidad de los préstamos, los tipos de interés y los plazos de amortización y provee de fondos a las Entidades de Crédito. Éstas se encargan del análisis de las operaciones, determinan las garantías a aportar, deciden sobre la concesión de la financiación y asumen el riesgo de éstas.
  • Financiación directa: se trata de financiación corporativa y estructurada de grandes proyectos de inversión productiva, públicos o privados. Son préstamos diseñados a la medida de las necesidades de la empresa solicitante, con un importe mínimo de 10 millones de euros y largos plazos de amortización. Para la solicitud de estos préstamos las empresas se dirigen directamente al ICO que estudia, concede y asume el riesgo de las operaciones. Esta financiación se concede preferentemente en colaboración con entidades privadas o públicas nacionales, internacionales o multilaterales.

Aquí puedes consultar todos los préstamos ICO

Como Agencia Financiera del Estado

El ICO gestiona los instrumentos de financiación oficial, que el Estado español dota para fomentar la exportación y la ayuda al desarrollo, compensando el Estado al ICO por los costes que dicha gestión pueda conllevar. También bajo esta modalidad el ICO financia, por indicación expresa del Gobierno, a los afectados por catástrofes naturales, desastres ecológicos y otros supuestos de interés general. En las operaciones que se realizan bajo esta modalidad, el ICO no asume el riesgo y por tanto, actúa previa dotación de fondos públicos y/o mediante compensación de diferenciales de tipos de interés.

Cómo funciona ICO 

La presidenta del ICO, Irene Garrido, en la carta de la presidenta, dentro del Informe Anual de 2014, explicaba que la actividad del ICO tiene como objetivo dotar a las empresas españolas de un marco de financiación adecuado que les permita desarrollar su actividad productiva y que en este sentido, en 2014 se formalizaron 298.853 operaciones de préstamo por importe total de 22.140 millones de euros, cantidades que superaron en un 57,1% y en un 47,5%, respectivamente, a las registradas en 2013. Cuenta la presidenta, además, que para hacer frente a estas operaciones, el ICO captó recursos a medio y largo plazo por valor de 10.175 millones de Euros, de los que el 65% fueron captados mediante emisiones de títulos a medio y largo plazo en los mercados de capitales, donde el ICO se mantiene como uno de los principales emisores de renta fija del país, y el 35% restante a través de préstamos bilaterales procedentes tanto de organismos multilaterales (Banco Europeo de Inversiones y Banco del Consejo de Europa) como de instituciones extranjeras análogas al ICO (KfW Bankengruppe de Alemania).

Asimismo, el ICO no sólo consiguió incrementar hasta el 80% (frente al 47% del año anterior) la proporción de títulos colocados entre inversores extranjeros, sino que también continuó con su estrategia de diversificación en el acceso a mercados diferentes del euro, realizando emisiones en dólares (USD), libras y yenes. Por tipo de inversor, los principales tomadores de papel de ICO fueron las gestoras de fondos y bancos, aunque también cabe destacar positivamente el progresivo aumento de los bancos centrales, con un 8% en 2014, frente al 2% del año anterior.

La mayor parte de los nuevos préstamos concedidos se llevaron a cabo a través de las Líneas de Mediación, alcanzando un récord histórico de 21.469 millones de euros, un 54,6% superior al de 2013. Estas líneas se articulan con las entidades de crédito y se dirigen a financiar los proyectos de inversión o las necesidades de liquidez de las empresas españolas. Además, destaca el incremento experimentado en la actividad de la Línea ICO-Exportadores Corto Plazo, que ha pasado a representar el 22,3% de toda la actividad de mediación en 2014, desde apenas el 10,1% en 2013.

En total, la actividad gestionada por el ICO creció hasta los 168.308 millones de Euros en 2014, lo que representa un 7,6% más que en el 2013. Esta cantidad incluye no sólo el stock de créditos y avales en balance a finales del año pasado, sino también los fondos cuya gestión ha sido instruida al ICO, en su condición de Agencia Financiera del Estado, por parte del Gobierno.

También te puede interesar:

Imagen de Morganka de shutterstock

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *