Publicidad

Modelo austriaco de empleo

La reforma laboral invita a diferentes polémicas y debates, en medio de las negociaciones existen diferentes posturas sobre que modelo se podría llegar a aplicar, el Gobierno plantea además del abaratamiento del despido que puede incentivar a crear empleo de forma estable.

Hace algunos meses que se ha hablado de adaptar el modelo austriaco. Así como puede tener sus ventajas también puede plantear dudas sobre las desventajas.

Es bueno saber que tipo de situación laboral registra Austria. Algunos datos son:

-Es el tercer país de la UE que cuenta con una menor tasa de paro del 5% a Febrero de 2010.
-Austria posee 8,3 millones de habitantes –dato de 2007-.

-Desde el año 2007, más allá de la crisis mundial, su índice de desempleo solamente subió un 0,6%.

Básicamente el modelo austriaco, que pretende de aplicar el Gobierno español, que está vigente desde 2003, se basa en crear un fondo definido como una hucha dirigida para cada trabajador que se beneficia con aportaciones de las empresas en las que trabajo.

-En caso que el trabajador cambie de empleo, no llegará a perder lo que haya acumulado en el fondo.
-Si el trabajador es despedido antes, dicha cantidad acumulada en su fondo podrá servir para compensar su propio despido.
-Al llegar a su retiro laboral este fondo es positivo, y lo acumulado servirá para completar su pensión.
-Sí el dinero del fondo sale, -en Austria-, del salario del trabajador se le restará del salario un 1,53%.

Aunque, en el caso de España, no podría aplicarse ya que el dinero de la aportación se debería distribuirse entre la empresa y el trabajador. A la hora de ver los beneficios y desventajas sobre el mercado laboral. El modelo austriaco de aplicarse significaría, un aumento en la estabilidad y movilidad laboral. Pudiendo mejorar la estructura del mercado laboral, en lo que respecta entre contratos fijos y temporales.

Por el lado de las desventajas, que presenta este modelo es que genera un aumento de los costes salariales. Y si se lo aplica en España, el principal problema será justamente el aumento de los costes salariales.

De aplicar este sistema, las empresas deberían pagar una indemnización al empleado continuadamente durante toda la vida laboral, no sólo al momento de ser despido.

De medir los beneficios y perjuicios para los empleados, su mayor ventaja residiría en la seguridad de que el fondo siempre estará ligado a su vida laboral, con esto ya no existiría el problema de perder la indemnización por despido si cambian de empresa.

Lo negativo, por ser España, ya que en Austria el fondo es aportado de su salario el trabajador, en cambio en España la empresa es la que debería hacerse cargo, elevando el gasto salarial.

Otros de los problemas, sería que por cuánto tiempo podrían cobrar el fondo, cómo se llegaría a distribuir y las dudas también giran que pasará cuándo el fondo se acabe y el trabajador aún no haya conseguido otro empleo.

Para las empresas, también existen beneficios y perjuicios. Por ejemplo para la empresa, el gasto de la indemnización por despido no correría más. Los costes se dividirían entre las empresas en las que el empleado trabajo en caso de ser más de una; También tendrían más facilidades para despedir, no recayendo sobre estas el coste directo del despido.

Mientras que las empresas llevarían sobre sus espaldas el inyectar dicho fondo, generando un fuerte aumento en lo que cada trabajador le cuesta.

Otras de las dudas planteadas, es si el fondo tendría compatibilidad con el actual subsidio por desempleo. A diferencia de España, Austria, aplica dicha prestación por desempleo siendo indefinida en tiempo, ya que depende de que el trabajador no haya encontrado otro empleo.

En cuanto a su aplicación, el documento del Gobierno solamente ha de plantear el estudio del modelo por lo que no implica que se vaya a adoptar.

Así como por cuánto tiempo deberá aportar el dinero a este fondo para que el trabajador luego lo pueda rescatar. En Austria solamente se percibe el dinero cuando hayan pasado al menos años de aportaciones.

Imagen: Google

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *