Publicidad

La Linea De Financiacion No Despega Del Gobierno Para Las Pymes

En esta nota vamos a mencionar el gran conflicto que ocurre que la línea de financiación para pymes del Gobierno no termina de despegar debido a todos los problemas que se dan en el ambito financiero del mismo.

El programa de 500 millones de euros del Gobierno para inyectar liquidez en las empresas ha echado a andar más despacio de lo esperado. El lehendakari Ibarretxe presentó una iniciativa con la promesa de que los autónomos o pymes que necesitan dinero para sus gastos corrientes podrían elegir como iniciativa de forma inmediata esta formalidad.

La gestión de los avales queda en las sociedades de garantía recíproca Elkargi y Oinarri. Las empresas parecen haber aelejido bien la iniciativa, pero las cajas aún no han comenzado a dar créditos. Todo hace indicar que la iniciativa va a ser un éxito, según las propias cajas; y se puso en marcha tan rápida como quiso el Gobierno.

El Gobierno, que es quien aporta los 500 millones de avales, mantiene el silencio sobre los datos, mientras que fuentes de las sociedades de garantía recíproca se escudan en que el protocolo que tienen firmado les obliga a mantener confidencialidad sobre las operaciones. Es decir que solamente el Ejecutivo puede hacer balance del éxito o fracaso hasta el momento de la iniciativa. Entonces se establecio que cajas aseguran que los préstamos concedidos se pueden contar con los dedos de las manos.

El sistema funciona de la siguiente manera, donde las empresas hacen sus propuestas, las sociedades de garantía recíproca las analizan y las cajas conceden el crédito. El decreto se publicó con lo cual los plazos para su puesta en marcha empezaron a correr y hasta entonces todo eran consultas o intenciones.

Las entidades aseguran que están recomendando a sus clientes, autónomos o pymes, elejir a la iniciativa aunque no tengan necesidad en este momento. Ademas se considera que la situación de la economía puede ir a peor y que garantizarse dinero para hacer frente a los pagos diarios puede dar mucha tranquilidad para sobrellevar la crisis.

La portavoz del Gobierno aseguró que se había presentado 352 solicitudes. y el tripartito ha dispuesto un fondo de 500 millones de euros para avalar préstamos a pymes y autónomos mediante convenios con Caja Laboral, Ipar Kutxa, Caja Vital, BBK, Kutxa y La Caixa, que están obligadas a conceder los créditos que les lleguen avalados para necesidades de circulante o para refinanciar deuda a corto plazo y convertirla en deuda a largo. La gestión directa del estudio y concesión de los avales se ha puesto en manos de las sociedades de garantía recíproca Oinarri (especializada en pymes) y Elkargi, en las que participa la Administración vasca.

Euskadi cuenta con 120.000 autónomos y un tejido industrial muy fragmentado, con cerca de 150.000 pymes. Los problemas de liquidez están estrangulando la actividad diaria de muchas de ellas. El plan no pretende salvar a empresas con problemas, sino a aquellas que tienen dificultades para acceder a créditos con los que atender su actividad diaria en condiciones favorables.

Los créditos normales a empresas superan en uno o dos puntos el Euríbor en función del objeto del préstamo. La línea abierta, a diferencia de la anterior, fija el tipo de interés en el Euríbor más 0,6%, unas condiciones muy favorables; incluso mejores que las de muchos créditos hipotecarios.

Los proyectos podrán recibir apoyo cuando la estructura de financiación de la empresa sea inadecuada para su desenvolvimiento futuro y, en todo caso, siempre que su fondo de maniobra sea inferior al 10% del pasivo total, o cuando la variación de su capital circulante tenga signo negativo en el último ejercicio.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *