Publicidad

La internacionalización, clave en el crecimiento de las empresas familiares

Según los datos que se desprenden de la Encuesta Mundial de la Empresa Familiar 2012, elaborada por PwC, la internacionalización será la clave del crecimiento de las empresas familiares en todo el mundo en los próximos cinco años.

Más aún, se espera que dentro de cinco años el 74% de las empresas familiares del planeta tengan presencia en mercados distintos a los suyos de origen.  Según esta misma encuesta, la mayoría de las empresas familiares esperan que sus mercados domésticos vayan perdiendo peso en sus cuentas de resultados, estimándose que para el año 2017 el porcentaje de sus ventas procedentes del exterior aumente de media entre el 25% y el 30%.

Los grandes desafíos de la financiación y de la sucesión

La encuesta, que ha sido elaborada a partir de la opinión de más de dos mil empresas familiares en todo el  mundo, también señala que la búsqueda de financiación es uno de los mayores desafíos a los que deben enfrentarse los negocios familiares a la hora de intentar abrir nuevos mercados.

También se señalan como factores que obstaculizan la salida al exterior de los negocios familiares a la falta de capacidades y de experiencia para gestionar los riesgos que conlleva la expansión internacional, así como las dificultades derivadas de los procesos de sucesión de este tipo de empresas.  Incidiendo en este último factor, el informe señala que la sucesión es uno de los momentos más críticos para la supervivencia de los negocios familiares.

Fortaleza de las empresas familiares para crecer en entornos difíciles

El estudio de PwC también pone de manifiesto la especial fortaleza de las empresas familiares para crecer en entornos difíciles.  Concretamente, el año pasado el 65% de las empresas encuestadas vieron crecer sus ingresos y sólo un 19% reconoció haber padecido una caída en las ventas.  Respecto a lo que esperan en los próximos cinco años, el 80% de las empresas encuestadas confía en mantener un crecimiento estable e incluso agresivo de sus ventas.

También existe una especial preocupación por la deriva que pueda tomar la situación económica en el futuro.  Así, el 66% de las empresas familiares encuestadas se mostraron preocupadas por el rumbo que pueda tomar la situación económica en los próximos cinco años.  El 59% de las empresas encuestadas también se mostraron preocupadas por la presión a la que se puedan ver sometidos los precios, y un 40% mostró su preocupación por el incremento de la competencia y por la llegada de nuevos competidores en su sector.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *