Publicidad

¿Es viable la opción de un Banco Público orientado a la financiación Pyme?

¿Es viable la opción de un Banco Público orientado a la financiación Pyme?

La elección de los principales problemas que afectan hoy en día a las pymes en nuestro país sería probablemente coincidente en la inmensa mayoría de nuestros lectores y, focalizada fundamentalmente en dos o tres cuestiones básicas entre las que, con un peso específico muy importante, se encuentra la dificultad de acceso a financiación tras el cierre de del grifo crediticio que ha acompañado a la crisis.

A la espera del transcurso de este primer semestre del año 2013 para tener cifras concretas, todo apunta a que la destrucción de empleo se ha mantenido en las pequeñas y medianas empresas de nuestro país, sigue el panorama árido a pesar de determinados avances como el aumento en la comercialización internacional, y desde luego sigue vigente la dificultad de financiación para este modelo de empresas que en muchas ocasiones como sabemos se están teniendo que compartir de algún modo en tesoreros de sus propios clientes; lo cual sin acceso a financiación se convierte en muy difícil cuando no imposible.

En este sentido han comenzado a surgir en nuestro país diversas voces tanto desde el ámbito político como desde el análisis empresarial que abogan por el estudio de la implantación de un sistema basado en un banco público orientado de manera directa a la pequeña y mediana empresa desde el punto de vista de la financiación tanto de las ya establecidas como de los nuevos proyectos, teniendo en cuenta la importancia del modelo empresarial en el conjunto de la economía de nuestro país.

¿Pero resulta viable esta opción? Aquí es donde aún nadie se pone de acuerdo. Es evidente que desde el punto de vista técnico la posibilidad es totalmente viable, sin embargo, entran en juego factores que van más allá de este punto de vista técnico, factores que tienen que ver con la orientación estratégica general de la política de austeridad y, por supuesto, con un proceso de reorientación de la banca en nuestro país que, a fecha de hoy, pocos tenemos claro.

Así que estamos ante, probablemente, una de esas ideas interesantes desde el punto de vista de la exploración de nuevos caminos a futuro pero, desafortunadamente, con muchas posibilidades de quedarse precisamente en eso; en una idea interesante a explorar.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *