Publicidad

El carnet de Instalador

Algunas profesiones requieren la obtención de un carné de instalador autorizado o de otro tipo de certificados para poder acceder a determinados trabajos. Se trata, además, de empleos con una alta participación de trabajadores autónomos como es el caso de instaladores de gas, aire acondicionado o fontanería, por citar algunos ejemplos.

Para trabajar en determinados sectores hay que contar con una certificación que avale los conocimientos necesarios y además el beneplácito de la administración pública. Es lo que se conoce como el carné de instalador y que se utiliza en el caso de aire acondicionado, fontanería, gas o electricidad.

Sin embargo, desde el punto de vista legal no se trata de un carné, sino de un Certificado de Aptitud que acredite que se tienen los conocimientos o experiencia para desarrollar determinadas tareas.

El carnet de instalador

Los cambios de la Ley Omnibus

La conocida como Ley Omnibus (Ley 17/2009, de 23 de noviembre, sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio y las modificaciones establecidas por la Ley 25/2009, de 22 de diciembre) cambiaron por completo el panorama de los carnés profesionales y carnets de instalador al ‘atacar’ directamente a la obligación de contar con este tipo de certificados para poder ejercer determinadas profesiones. En concreto, tal y como explican desde CEAC, las modificaciones eliminaron la obligatoriedad de contar con el carné, que a efectos reales ya no es necesario, aunque sí un Certificado de Aptitud.

La administración autonómica decide

Para poder ejercer como instalador, la administración, y en este caso las administraciones autonómicas, deben “habilitar” en lugar de “autorizar” al profesional para empezar su actividad económica. Esto supone que los interesados sólo deberán presentar una declaración responsable asegurando que se poseen los conocimientos necesarios para ejercer su actividad.

A partir de ahí podrán comenzar a ejercer sin que la Administración pueda exigir en ese momento más documentación acreditativa del cumplimiento de los requisitos. Sin embargo, esto es algo que sí podrá hacer posteriormente al inicio de la actividad. Esto es algo parecido a lo que sucede con las licencias de inicio de actividad y apertura, que ahora mismo funcionan por declaración responsable y posterior inspección en lugar de por inspección y posterior comienzo de la actividad.

Además, según la ley la empresa dedicada a tareas de instalación también debe inscribirse en el Registro Integrado Industrial que será público y podrá consultarse en la web del Ministerio de Industria Turismo y Comercio.

Por fortuna, los titulares de carnés de de alta y baja tensión, P.P.L., gas, operador industrial de calderas han podido seguir ejercitando la actividad de instalador en la categoría que les autoriza dicho carné, al igual que las empresas que venían ejerciendo esta actividad. Ahora, cuatro años más tarde, la mayoría ya se han adaptado plenamente a la nueva normativa.

El certificado de Aptitud como instalador

Cómo obtener el certificado de instalador

¿Quiere esto decir que cualquier persona puede ejercer de instalador? Ni mucho menos. Simplemente que en lugar de carnet de instalador ahora lo que hace falta otra titulación y hay otros medios de lograrla.

En términos generales para conseguir el carnet de instalador se podrá acreditar un título formativo, superar un examen de MITyC o acreditar una determinada experiencia laboral que deje claro el dominio de la tarea.

Cada tipo de actividad está regulada pero después cada Comunidad Autónoma establece sus límites en este apartado y para hacerse una idea nada como ver los requierimientos de una de ellas, en este caso de la Junta de Andalucía. Esto es lo que piden para cada tipo de actividad.

Actividades que requieren la obtención de un carné profesional

  • Instalación térmica de edificios según RITE 2007 (con y sin examen)
  • Operador de grúa torre (con y sin examen)
  • Operador de grúa móvil autopropulsada (con y sin examen)
  • Electricista minero (con examen)
  • Vigilante de obras subterráneas y mineras de interior (con examen)
  • Operador de maquinaria minera móvil (sin examen)

Actividades que requieren otras vías de habilitación profesional

  • Instalador de gas (con y sin examen)
  • Operador industrial de calderas (con y sin examen)
  • Conservador/Reparador frío industrial (frigorista) (sin examen a partir del 8 de septiembre de 2011)
  • Instalador y/o reparador de productos petrolíferos líquidos (PPL) (con y sin examen)
  • Conservador Ascensores (sin examen)

Los certificados de profesionalidad del SEPE

Otra alternativa para ejercer alguna de éstas profesiones es a través de los certificados de profesionalidad que pueden obtenerse a través de los Servicios Públicos de Empleo Estatal -el antiguo INEM- y que no deben confundirse con la certificación de Formación Profesional.

Estos certificados son el equivalente al examen en un centro no reglado para poder ejercer después de Instalador de gas, por poner un ejemplo. Al estar integrados en el SEPE cuentan con la ventaja de ser gratuitos para los desempleados y de que el propio organismo dispone de una bolsa de empleo.

 

 

También te puede interesar:

 

Imagen – Dmitry Kalinovsky y  Globalphotogroup en Shutterstock

Publicidad

2 responses to “El carnet de Instalador

  1. De acuerdo con el articulo, existen algunos profesionales que no cuentan con este carnet de instalador . Pero muchos trabajos a pequeña escala no son efectuados por estos profesionales, si no por otros, sin acreditacion. Y la administracion como siempre, dicta normas, leyes y decretos a cumplir por los legales, pero luego no tiene medios para combatir a los “ilegales”. Mas nos valdria empezar a andar antes que correr.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *