Publicidad

Servicios inmobiliarios en época de crisis

El mercado inmobiliario vuelve a activarse después de algunos meses congelado a causa del Coronavirus. Desde ahora los clientes podrán ver y visitar pisos e inmuebles de forma presencial y remota. En Barcelona, la inmobiliaria líder del mercado Second House ya tiene todo apunto para su vuelta a la ‘nueva normalidad’. La empresa catalana, fundada en el año ’94, inició su actividad de intermediación de viviendas centrada, especialmente, en casas exclusivas y también en pisos de lujo.

barcelona-2088158_1280

Sus inmuebles se encuentran situados en las áreas residenciales de mayor prestigio de toda Barcelona. En la actualidad, y con más de 20 años de experiencia, se centran en atender todas las necesidades que exige el mercado y sus respectivos clientes, dedicándose a la compra, rehabilitación y venta de edificios residenciales o conjunto de pisos. Además, también compran edificios en el mismo área de Barcelona y alrededores, “no importa el estado del edificio, con o sin inquilinos”.

Los servicios inmobiliarios de Second House aportan un valor un añadido a las fincas: “Realizando obras de rehabilitación y mejoras en la compra y venta de edificios, manejando la situación jurídica para que coincida con la realidad física, poniéndola en rentabilidad gestionando y actualizando los contratos de arrendamientos y las rentas”.

La oferta de propiedades que ahora se ofrece en el mercado se ha duplicado en los últimos años, produciéndose un proceso inverso al que vivimos a finales del año 2017 y principios del año 2018; un período durante el que con la ayuda de crédito la demanda consumió toda la oferta disponible. Esta dinámica empujó todos los precios a la alza en un primer momento pero el stock de propiedades ofertadas creció y la demanda terminó bajando en ese último año.

A día de hoy hay más operaciones de compra y venta de edificios que antes. Muchos vendedores parecen estar más dispuestos a vender a un precio determinado que a negociar. En el año que estamos viviendo, es más que probable que las agencias inmobiliarias vayan a atender a unos clientes mucho más informados que antes gracias al periodo de confinamiento y que quizás demanden un tipo de información más técnica. Portales de búsqueda reconocen que se han comenzado a usar filtros más específicos en la investigación de pisos por parte de los clientes que están a punto de comprar, búsquedas mediante palabras clave como ‘terraza’ o ‘jardín’.

Por otro lado, en lo relativo al precio de los pisos, hay quien piensa que serán pocos los inmuebles que bajen de valor durante y después de la crisis que estamos viviendo. Tampoco es posible asegurar que los que bajen se vayan a vender pero sí que aumentarán los interesados. Los precios de operaciones de venta que se cierren terminarán siendo mucho más bajos de los promedios que vemos publicados.

También, habrá una tendencia a la venta de inmuebles por parte de particulares dispuestos a salvar sus compromisos después de la crisis, que dará también lugar a clientes que quieran vender una segunda propiedad para reducir gastos. La actividad de inmobiliarias tan especializadas como Second House funcionarán como el nexo de ayuda para resguardar el valor que con el que dichas propiedades contaban y que ahora también funcionarán para saldar obligatoriones en tiempos tan inciertos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *