Publicidad

Aplazamiento de impuestos y ERE por causa mayor: dos herramientas frente al efecto del coronavirus

Las consecuencias del Covid-19 se extienden más allá del tema sanitario. Los expertos estiman que la economía española se vea dañada a causa del parón que están sufriendo numerosos comercios por la cuarentena. 

Qué es el NIF de la empresa

Por esta razón, el Gobierno busca ayudar a los trabajadores, en especial a autónomos y pymes, que serán los más afectados por la pandemia en lo que a economía se refiere. Y lo hace mediante la creación de ayudas excepcionales que durarán hasta el final de la cuarentena.

Otros aspectos de la economía que se van a ver seriamente afectados por la pandemia, son el IVA y el Impuesto de Sociedades en las PYMES. Gracias a las nuevas medidas que se han aprobado, todas las empresas tendrán un aplazamiento de hasta medio año para realizar el pago de estos impuestos. Las características principales de esta medida, son las siguientes:

Su fecha de aplicación comenzó el viernes 13 de marzo, y finalizará el 30 de mayo de este mismo año. Como acabamos de mencionar, no tendrá un periodo de aplazamiento superior al medio año. Además, no se devengarán intereses de demora durante los primeros tres meses de aplazamiento. Más tarde sí que lo harán, pero de la misma manera en que lo han hecho hasta ahora. Las deudas que las empresas o los autónomos tengan, no pueden ser superiores a los 30.000 euros si quieren disponer de esta ayuda. Por último, es importante destacar que no se recibirán esta aportación aquellas empresas que superen un volumen de operaciones de 6.010.121, euros desde el año anterior.

Lo que se pretende conseguir con el aplazamiento y el fraccionamiento de los pagos de impuestos, es lograr una liquidez para los negocios de 14 millones de euros.

ERE a causa del Covid-19

Se trata de una medida que fue aprobada el 17 de este mes, a través de la cual el Gobierno bonificará la parte de la cuota que debe abonar la empresa a la Seguridad Social por todos los empleados que se vean afectados por la pandemia mundial. De esta manera se conseguirá limitar el coste salarial en la mayor medida de lo posible.

Se trata de una medida en la que no será necesario cumplir con ningún tipo de requisito para poder acceder a ella. Si se trata de una empresa pequeña, cuyo nivel de trabajadores es inferior a 50, el gobierno se encargará de asumir la cuota íntegra de cotización. En el resto, se asumirá el 75% de la cuota.

La única condición que se les impone a las empresas que quieran beneficiarse de esta ayuda, es que tras el confinamiento, no podrán despedir a sus empleados durante un periodo no inferior a los 6 meses. La manera de solicitar esta medida, es comunicar la medida que van a tomar a la Autoridad Laboral, que tiene hasta una semana para responder.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *