Publicidad

Capital riesgo. Cómo sacar partido

El capital riesgo es una importante fuente de financiación alternativa para la pyme. Saber cómo funciona te ayudará a atraer a inversores cualificados para tu negocio y conseguir liquidez.

La financiación es una de las prioridades de cualquier empresa y todavía más para las pyme. Para la pequeña y mediana empresa, la diferencia entre tener el grifo abierto o cerrado se traduce en mayores costes operativos y muchas operaciones que se quedarán en meros proyectos.

Cuando pensamos en financiación para la pyme la mayoría lo hacemos en bancos o préstamos estatales como los ICO, pero hay muchas más opciones. El Capital Riesgo es una de estas alternativas y con ella se estará dando entrada en la compañía a una empresa inversora.

El capital riesgo para la pyme

La Dirección General de la Pyme define al capital riesgo en su página web como  “una inversión a largo plazo de forma minoritaria y temporal en pequeñas y medianas empresas con grandes perspectivas de rentabilidad y/o crecimiento. Esta actividad la realizan compañías especializadas de inversión en capital, que aportan un valor añadido al puramente financiero”. A efectos prácticos, el capital riesgo es una fórmula alternativa de acceder a financiación más allá de los tradicionales bancos y que estaría más alineada con lo que ofrecen los denominados Business Angels pero sin el gradode transferencia de conocimientos e implicación de estos últimos. El fin último de la empresa de capital riesgo será el de rentabilizar la inversión.

En principio, las empresas de capital riesgo suponen una inversión de carácter estable en la empresa, ya que permanecerán con la pyme en un periodo que puede definirse entre el medio y el largo plazo (entre tres y siete años de media). En los primeros seis meses de 2014 el número de operaciones de empresas de capital riesgo ascendió a 219. La captación de las empresas españolas de Capital Riesgo privadas ascendió a 1.147 millones de euros y en total en España la cifra se situó en 2.134 millones, un 315% más que en el primer trimestre. Los fondos de Capital Expansión siguen siendo los más activos, aunque también hay algunos nuevos de venture capital.

En términos generales el capital riesgo busca empresas con alto potencial de crecimiento, lo que les lleva a invertir de forma preferente en determinados sectores. En el primer semestre del año estos fueron, por capital invertido: Productos de Consumo (41,2%), Hostelería y Ocio (18,6%), Energía y recursos Naturales (15,4%), Otros Servicios (8,2%), Producción y Servicios Industriales (7%) e Informática (4,1%).

Ventajas y desventajas

Como toda fuente de financiación, el capital riesgo tiene sus puntos fuertes y débiles que serán los que habrá que estudiar antes de tomar una decisión. Es importante dedicar un tiempo a valorar estas cuestiones porque al final se está dando entrada en la empresa a un nuevo socio que deberá estar alineado con los objetivos generales y la ideosincrasia de la compañía.

Al pedir un préstamo sólo entra el dinero en la empresa, con el capital riesgo también lo hace otra empresa que pedirá ver los balances y tendrá voz y voto en las decisiones que se tomen.

A favor del capital riesgo

Entre las fortalezas del capital riesgo encontramos que ofrecen una financiación estable, basada en recursos propios y vinculada a resultados.

Además supone un apoyo a la gestión de cara al exterior y una ayuda para salir al mercado.

En el mejor de los casos, además del dinero la empresa tendrá acceso a los conocimientos de los inversores y a su red de contactos, que tiende a ser bastante extensa. Bien elegida, una empresa de capital riesgo puede ayudar a que un proyecto de el salto de pequeño a mediano.

como-acceder-a-financiacion-e-inversiones-en-la-pyme

En contra del capital riesgo

Por el contrario, esta fuente de financiación también tiene sus inconvenientes como que el capital entra de forma escalona da en la empresa, que además estará sometida a resultados e hitos conseguidos. Del mismo modo, desde el punto de vista de la gestión, puede suponer una pequeña pérdida de independencia (dependerá de lo involucrado que el fondo de capital riesgo esté en la pyme), así como contratos restrictivos y revisiones externas.

Como ya se ha apuntado, no sólo entra capital, sino también un equipo gestor que monitorizará la evolución de la empresa, algo que no ocurre con un crédito al uso.

Aún así, continua siendo una excelente vía para financiarse, siempre y cuando se tenga claro como hacerlo y con qué estamos jugando.

Cómo acceder al capital riesgo

Aunque hay que ir en busca del capital riesgo, pero al final tiende a ser él quien nos encuentra. Es decir, los fondos de capital riesgo están constantemente buscando oportunidades de inversión y lo que nosotros podemos hacer como empresa es ser visibles y presentarnos de forma adecuada con un buen plan de empresas y las cuentas claras.

Hoy en día las redes sociales ofrecen un gran escaparate para dar a conocer la empresa y hacer visible un proyecto. Más allá de la estrategia de marketing de la pyme para hacer clientes y vender a través de redes sociales, es importante que el empresario tenga una presencia en internet y en los eventos a los que suele aducir el capital riesgo.

LinkedIn es quizás la herramienta online más potente para dar con inversores y encontrar capital. El enfoque exclusivamente profesional de esta red hace que sea el nicho perfecto para contactar con inversores o hacer notar nuestra presencia a través de foros especializados.

Consulta nuestra Guía práctica para sacar partido a LinkedIn en la pyme

En esta misma línea, acude a eventos de networking donde anuncian que habrá presencia de inversores y empresas de capital riesgo y hazlo cargado con un montón de tarjetas y un buen discurso.

Lo ideal es que cuentes con lo que se conoce como Elevator Pitch, una mini presentación que podrías exponer en el tiempo que tarda un ascensor en subir cinco pisos (de ahí su nombre). Hay muchas técnicas de preparar el elabator pitch perfecto pero lo más importante es que sea escueto, que cuente con un gancho inicial, que resuma la idea de negocio y que termine con una propuesta. Practica este discurso hasta que salga casi sin pensarlo, pero no escatimes pasión al presentarlo.

Cómo hacer un elevator pitch perfecto

Como seducir a los inversores

El elevator pitch puede ser la puerte de entrada a una reunión con una empresa de capital riesgo, pero de ahí a que inviertan en la empresa tercia un mundo. Todo inversor se fijará en los datos de negocio, pero también en tu plan y tu estrategia. Debes tener las cuentas claras, un objetivo cristalino y un camino bien marcado para lograrlo.

Además, como es lógico, la idea que presentes debe tener potencial para generar beneficios importantes con crecimientos de más de dos dígitos. Para eso lo ideal es que se trate de un negocio capaz de crear valor. A partir de ahí, recuerda que una empresa de capital riesgo no es un banco y que deberás definir claramente la relación que deseas mantener y hasta qué punto esperas o no que se involucren en las decisiones de negocio.

El equipo gestor es una de las cuestiones que más valoran los inversores, así que prepárate para promocionar tu marca personal. Se conciso, aporta cifras y habla de tu experiencia de gestión, incluyendo los fracasos.

Consulta aquí otras fuentes de financiación alternativa para pymes


Imagen – Images_of_Money en Flickr y  Gonzalo Aragon y  gopixa en Shutterstock

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *