Publicidad

Ventajas del trabajo en equipo: más productivad y trabajadores más contentos

El trabajo en equipo se impone en la empresa internacional y poco a poco se asienta en la pyme pese a sus equipos más reducidos. Entre sus ventajas, aumentar la motivación del empleado y disminuir el estrés.

Cuatro ojos ven más que dos y dos mentes piensan mejor que una sola. Trabajar en equipo tiene beneficios incuestionables a la hora de ejecutar determinado tipo de proyectos y es que en ocasiones será imprescindible apostar por esa metodología. Cada vez hay más tareas que requieren conocimientos de distingas áreas y en un mundo que tiende a la especialización, esto significa que harán falta varios profesionales para sacarlas a adelante.

Pero más allá de la necesidad, trabajar en equipo es bueno tanto para el proyecto, como la empresa y sus trabajadores. Según un estudio realizado por Trabajando.com, las empresas que fomentan el trabajo en grupo son más productivas, logran mejores resultados y cuentan con empleados más contentos con su labor.

Trabajo en equipo en la empresa

Ventajas del trabajo en equipo

Trabajar en equipo puede suponer un reto, sobre todo porque no todos los grupos tienen la misma química ni siguen las mismas dinámicas. Sin embargo, si se consigue cierta estabilidad puede ser una fórmula muy efectiva para sacar proyectos y tareas adelante. Estas son algunas de sus ventajas:

Estimula la creatividad

El mejor ejemplo son las sesiones de brainstorming que no se entienden si no es en grupo. Al final, es más fácil ser creativo cuando se comparten las ideas y se enfrentan a las opiniones y visiones del resto de compañeros. De una propuesta se puede saltar a otra simplemente por los diferentes perfiles y experiencias de cada participante.

Integra talentos

Hoy en día se pide a los empleados que se especialicen pero que al mismo tiempo sean capaces de hacer varias funciones. Como es lógico, no todos lo consiguen, pero esto es algo fácil de lograr cuando se forma un equipo. Distintos profesionales con diferentes habilidades, capacidades y experiencias que en teoría responderán a las necesidades específicas del proyecto o tarea a realizar.

Mejora la toma de decisiones

Al final será el jefe de equipo quien habitualmente dedica, pero al haber diferentes puntos de vista y más información, se presupone que la decisión será más completa. Además, al trabajar en equipo se puede conocer las opiniones del resto de la plantilla y ver cuál es el consenso general, lo que ayudará que la decisión esté alineada con el sentir de la plantilla.

Empleados más motivados y menos estresados

Al trabajar de forma individual la carga laboral y la responsabilidad siempre recaen sobre una misma persona. Esto hace que el estrés aumente por ser mayor la responsabilidad. Aunque esta responsabilidad no cambia, sí que se diluye al formar parte del grupo. Del mismo modo, al haber diferentes personas, es más fácil que se apoyen entre ellas y que en momentos de fracaso siempre surja alguien capaz de darle la vuelta a la situación e inyectar la energía que necesita el equipo.

En términos generales el hombre es social por naturaleza y estará más cómodo en este tipo de entornos.

ventajas-del-teamworking

Aumenta el compromiso

No hay nada como el sentido de pertenencia a un grupo para reforzar el compromiso. El trabajo en equipo aumenta el compromiso hacia la empresa e incluso si este no es alto sí que existirá un compromiso hacia el resto del equipo. De hecho, esto es lo que suele mover muchas empresas con ambientes laborales tóxicos o equipos gestores que todavía no saben que compensa cuidar al empleado.

Permite identificar y gestionar mejor fortalezas y debilidades

En un equipo cada persona tendrá su rol, pero habrá que estar atentos a si este se corresponde o no con lo que mejor sabe hacer. En este punto la separación de tareas es crucial, porque trabajar en equipo no significa que todos hagan todo, sino que entre todos hagan cada uno una cosa enfocada a un objetivo común.

Detectar fallos en el equipo

Pero una cosa es hablar de las ventajas del trabajo en equipo y otra bien diferente conseguir construir un equipo unido, cohesionado y que funcione. Como en todas las relaciones humanas siempre pueden surgir tensiones y problemas que habrá que saber detectar y solucionar. De hecho, es fácil que todo un equipo no funcione adecuadamente por una o dos personas que o bien no encajan con la dinámica del grupo o son lo que se consideraría un empleado tóxico.

Estas son algunas claves para saber si estamos ante uno de ellos y para detectar si hay problemas dentro del grupo:

  • Personas que están en desacuerdo constante y casi sistemático con las decisiones del resto de compañeros.
  • Miembros con una actitud indiferente, hostil e incluso agresiva.
  • Ausencias injustificadas de las reuniones o falta de atención durante las mismas.
  • Se han formado pequeños grupos dentro del equipo-
  • Hay demasiadas discusiones.
  • Las reuniones más sencillas se convierten en eternas por falta de acuerdo.
  • No hay cooperación con el resto de empleados.

Y por supuesto, el síntoma más importante de todos: el trabajo no sale adelante. Si el grupo no es capaz de terminar los proyectos a tiempo, por muy buena que sea la química habrá un problema, bien por no ser el adecuado para las tareas que se le asignan, o de falta de motivación general.

También te puede interesar:

Diez formas efectivas de motivar a tus empleados

Consejos para trabajar mejor y producir más

Cómo mantener a tu equipo enfocado cuando teletrabajan 

Imagen – alphaspirit y Vectomart en Shutterstock

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *