Publicidad

Tir, cálculo y significado

La TIR o tasa interior de retorno mide la rentabilidad de un proyecto o inversión y se define como la tasa de interés con la cual el valor neto o valor presente neto (VAN o VPN) es igual a cero. Para calcular esos valores VAN o VPN se utiliza el flujo de caja o cash flow anual.

La TIR se compara con una tasa mínima o tasa de corte, que será el coste de oportunidad de la inversión (si la inversión no tiene riesgo, el coste de oportunidad utilizado para comparar la TIR será la tasa de rentabilidad libre de riesgo, esto es, por ejemplo, los tipos de interés para un depósito a plazo) . Si la tasa de rendimiento del proyecto -expresada por la TIR- supera la tasa de corte, se acepta la inversión; en caso contrario, se rechaza.

La fórmula de cálculo de la TIR -el tipo de descuento que hace 0 al VAN- es la siguiente:

¿Y qué puede aportar la TIR a una pyme? La respuesta es sencilla: un nuevo punto de vista para valorar la forma en la que realiza sus inversiones. Se trata de una fórmula para aportar algo más de información sobre qué hacer con el capital de la compañía. Pese a que pueda parecer contradictorio, invertir en la empresa no siempre es la mejor alternativa depende en qué entornos económicos.

En este sentido, también se puede utilizar cuando se está planteando la posibilidad de adquirir una empresa o simplemente se quiere saber cuánto vale nuestra compañía para una persona que se plantee invertir en nosotros.

Publicidad

One response to “Tir, cálculo y significado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *