Publicidad

Marruecos, la mayor inversión española en África

Históricamente, Marruecos ha sido un país que se ha mostrado como idóneo para aquellas empresas españolas que buscaban y buscan nuevos lugares donde realizar sus inversiones fuera de la OCDE.  Se estima que son más de 800 las empresas españolas instaladas en territorio marroquí y en diferentes sectores productivos como la energía, las telecomunicaciones, el turismo, la metalurgia, la construcción, la construcción, etc…

El 52% del capital español invertido en África va a Marruecos

Según los datos que se han dado a conocer en el encuentro empresarial “Marruecos: oportunidades de inversión para las empresas españolas”, que ha tenido lugar con motivo de la visita a España del ministro marroquí de Industria, Comercio y Nuevas Tecnologías, Marruecos se ha convertido en el país africano que más inversiones españolas acumula.

En apenas dos años, Marruecos ha pasado de figurar en el puesto número 27 a figurar en el puesto número 12 del ranking de países y destinos preferentes para la inversión de las empresas españolas.  De esta forma, se dio a conocer el dato de que el 52% de todo el capital español invertido en África se realiza en el país marroquí, teniendo como destinos los sectores de industria (33%), turismo (24%), inmobiliario (24%) y banca (12%).

El crecimiento económico anual del país magrebí se sitúa en el 5%, lo que da buena cuenta de su óptima evolución y dinámica económica.  Estos datos, unidos al hecho de su cercanía geográfica, sirven de atractivo para que un gran número de empresas y de inversores españoles hayan optado por buscar su hueco en el país vecino.  Todo esto ha provocado que España se haya convertido en el segundo socio comercial de Marruecos, con una inversión cuyo volumen total representa el 17% del total de la inversión extranjera.  El primer lugar lo ocupa Francia con un 49%.

Plan Nacional para el Desarrollo Industrial

El denominado “Plan Nacional para el Desarrollo Industrial”, también llamado “Pacte d’Emergence”, fue puesto en marcha por la administración marroquí para favorecer la entrada de inversores en el país, centrándose en el desarrollo de un buen número de infraestructuras y de 24 parques industriales integrados  dedicados a los sectores de la automoción, la aeronáutica, la electrónica, el nearshoring, la industria textil y la agroindustria.

Este boom inversor se debe, en gran parte, a los atractivos incentivos fiscales de los que disfrutan las empresas extranjeras que se instalan en Marruecos, como es la exoneración del pago de impuestos de sociedades durante los primeros cinco años, así como de un impuesto reducido del 8,75% para los veinte años siguientes.  En este sentido, en febrero del presente año fue inaugurada una planta de Renault en Tanger, y también se espera la llegada del grupo canadiense aeronáutico Bombardier tras firmar un acuerdo con Marruecos con el compromiso de comenzar a producir en el país vecino para el año 2013, lo que repercutirá en un importante crecimiento de su industria aeronáutica.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *