Publicidad

La necesidad del Plan Estratégico en las Pymes

La mayoría de las pequeñas y medianas empresas españolas no cuentan con un Plan Estratégico, algo totalmente necesario en unos momentos caracterizados por una grave crisis económica que está afectando de forma muy especial a nuestras pymes.

La ausencia de un Plan Estratégico en las pymes provoca que estas no se orienten hacia un fin estratégico, desconociendo aquellos puntos fuertes que los diferencian de la competencia, y desconociendo también aquellos puntos débiles que pueden constituir una oportunidad de mejora.

La inexistencia de un Plan Estratégico también impide saber si los recursos están siendo aprovechados de la forma más adecuada, evitando reconocer el verdadero potencial de la  propia empresa.  Al mismo tiempo, al desconocerse el verdadero potencial de su mercado, resulta muy difícil generar un valor añadido a sus productos, y ese desconocimiento de sus productos y de sus posibilidades evita las posibilidades de innovación.

Definiendo el Plan Estratégico

El Plan Estratégico define las coordinadas básicas y los parámetros en los que se ha de mover la empresa para optimizar sus recursos y mejorar comercialmente.

El Plan Estratégico ha de ser realizado con un horizonte largo, ya sea a tres, cinco o diez años.  Ha de tener un carácter global que lo convierta en único para toda la empresa e integrar todas las unidades estratégicas de la empresa.  El Plan Estratégico debe, asimismo, establecer las grandes líneas de actuación y las estrategias básicas definiendo las políticas y las líneas de actuación.  El Plan Estratégico ha de ser, además, el punto central de referencia para las acciones comerciales y para los diferentes planes de marketing.

Contenido del Plan Estratégico

Un Plan Estratégico de una empresa ha de contener seis puntos fundamentales:

1)  Análisis de la situación.  Este análisis permitirá conocer la realidad en la que se desarrolla la actividad de la empresa, teniendo en cuenta tanto a su entorno o realidad externa como la propia realidad interna de la empresa.

2)  Diagnóstico de la  situación.  El diagnóstico de la situación se realiza, fundamentalmente, a partir del análisis DAFO, un análisis que nos mostrará las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de la empresa.  Este diagnóstico y el análisis DAFO permitirán a la pyme desarrollar decisiones estratégicas importantes.

3)  Transmisión de los objetivos corporativos.  Se trata de establecer los valores corporativos que van a caracterizar la actividad cotidiana de la empresa, estableciendo también los objetivos y la misión.

4)  Planteamiento de las estrategias corporativas.  El planteamiento de las estrategias corporativas es el primer paso para iniciar la consecución de los objetivos planteados.  Sabemos lo qué queremos, ahora debemos establecer cómo lo vamos a conseguir.

5)  Plan de actuación.  El Plan de actuación materializa las estrategias planteadas de forma que nos permitirá luchas por la consecución de los objetivos planteados a través de acciones concretas.

6)  Seguimiento y evaluación.  El seguimiento y la evaluación de los resultados es totalmente fundamental.  Es importantísimo hacer este seguimiento y evaluar los resultados para que tengamos la posibilidad de rectificar aquellos pasos que no estén dando los resultados buscados.

No esperes más, y prepara ya tu Plan Estratégico, antes de que sea demasiado tarde.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *