Publicidad

¿Hay más crédito pyme?, si pero…

En relación al crédito para las pymes hay que reconocer que la imagen general del asunto se ha modificado de manera importante en los dos últimos años, y, fundamentalmente en los seis últimos meses. Esto, que debiera teóricamente significar un mejor acceso al crédito, no tiene aún por qué ser necesariamente así aunque parezca una contradicción.

Sobre el papel parece que todo el mundo se ha puesto de acuerdo en la inyección de moral en lo relativo al crédito para la pyme, desde el propio Banco Central Europeo con su vocación de inyección de liquidez a la banca para los préstamos pyme, pasando por la propia banca no sólo en nuestro país sino también en el ámbito europeo que se muestra mucho más abierta hasta financiación, o, por supuesto, la vocación estratégica del gobierno que parece también se mueve en esa dirección y pese a todo el dinero sigue sin fluir.…

créditos pyme

Si ponemos el oído en lo que los profesionales tienen que decir veremos cómo a pesar de que existe una mejoría innegable, aún nos encontramos realmente muy lejos de una situación de crédito fluido a la pyme, y especialmente en el caso del crédito al autónomo esta situación es, continúa siendo, complicada.

Tirando de datos resulta que el 20% de los autónomos considera que hoy por hoy sus negocios han empeorado porque siguen sin poder acceder a crédito, pero más aún, a más de la mitad de aquellos que han solicitado un crédito recientemente se les ha denegado, según datos de la Federación nacional de trabajadores autónomos.

Esta paradoja, porque realmente casi podemos comenzar a llamarla así, tiene que ver con la posición de la banca en buena medida. A pesar de que todas las fuerzas implicadas en el asunto apuntan en la misma dirección, la banca está ejerciendo un filtro muy poderoso que se basa y se puede resumir en lo que no hace mucho declaraba el propio presidente del Banco Sabadell, cuando decía que ya existe fluidez del crédito pero que este se debía dar sólo a quién podía pagar… Este concepto implica que hoy por hoy el mayor problema no se encuentra en los grandes préstamos, sino en los pequeños préstamos a los autónomos, que son los que más dificultades presentan a la hora de justificar según la exigencia bancaria la devolución, pero que a la vez son quienes más necesidad de financiación inmediata poseen.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *