Publicidad

Grandes luchas de poder en las empresas

Las empresas en crecimiento a menudo pueden tener conflictos, ya sea por los argumentos acerca de la financiación, la dirección estratégica o el personal. No obstante, en casos extremos puede resultar muy perjudicial para conseguir el éxito.

Grandes luchas de poder en las empresas

A continuación vamos a hablar de algunas empresas que han tenido grandes luchas de poder en su ascenso al éxito.

Mark Zuckerberg y Eduardo Saverin

Los creadores de la red social Facebook tuvieron sus más y sus menos antes de que la empresa fuera mundialmente conocida, todo empieza en la Universidad de Harvard, en la habitación de una de sus residencias. El por entonces estudiante Zuckenberg provenía de una familia humilde y no contaba con suficientes fondos para adquirir toda la infraestructura necesaria a la hora de crear la plataforma de Facebook.

Así que se apoyó en su amigo Eduardo Saverin que provenía de familia adinerada y que había conseguido 300.000 dólares gracias a inversiones estratégicas en la industria del petróleo mientras que estaba en Harvard. Saverin aportó los 15.000 dólares necesarios para adquirir los servidores necesarios y se convirtió en uno de los cofundadores de la empresa.

Mientras la empresa se desarrollaba, Eduardo se encargó de la parte comercial y la parte financiera, por otro lado Zuckerberg aprovechaba todo su tiempo en crear la plataforma de Facebook. Mientras que se sucedían estos acontecimientos ellos estaban en diferentes puntos de Estados Unidos.

Sean Parker, fundador de Napster pasó a formar parte de la empresa, algo que no sentó muy bien a Saverin y seguramente fue el detonador para que tomara la decisión de congelar las cuentas de Facebook. Este hecho propició que Zuckerberg tomara la decisión de dejar de lado a Saverin, creando un nuevo modelo y distribución de las acciones de la compañía.

Con esta maniobra Saverin fue prácticamente expulsado de la empresa con poco más del 0,03 por ciento de las acciones a su nombre. Saverin con la ayuda de su familia demando a Facebook por incumplimiento del deber fiduciario y consiguió readquirir una participación de la empresa que se traduce en miles de millones de dólares.

Finalmente tras este desacuerdo catastrófico, probablemente cada uno terminó consiguiendo lo que quería, control de la empresa por parte de Zuckenberg y el reconocimiento por parte de Saverin y por supuesto dinero.

Adi Dassler y Rudi Dassler

Las disputas entre estos dos hermanos terminaron en la creación de dos de las mayores empresas en el sector de los deportes. Después de que crearán juntos el Dassler Brothers Sports Company, su rivalidad y las sospechas (supuestamente aumentada por la implicación con los nazis) hicieron que sus caminos se separaran en 1948.

Esta disputa entre hermanos terminó con la creación de Adidas y Puma, dos de las empresas más grandes de artículos deportivos en el mercado actual. Tras haberse jurado no volver a hablar nunca más entre sí, los dos hermanos se centraron en la construcción de sus propias empresas en una era posterior a la Segunda Guerra Mundial.

Su enorme competencia tanto en lo personal como en los negocios se tradujo  en un enorme gasto de presupuestos por ambas partes en la comercialización y el patrocinio.

Esta lucha de poder se mantuvo durante las décadas de 1960 y 1970. Mientras duraba la Guerra Fría se informó que los atletas olímpicos habían recibido pagos a escondidas para que utilizaran sus marcas deportivas.

Parece ser que, al futbolista brasileño Pelé se le hizo un pago de 70.000 libras durante la copa mundial de 1970, para que en el saque inicial del partido se atará los cordones de sus botas, y así garantizar que toda la audiencia televisiva viera en pantalla el logo de sus Puma.

Fue durante el año 2009 donde se realizó una pequeña conciliación entre ambas empresas, cuando se organizó un partido de fútbol benéfico entre las dos compañías. Aunque el portavoz de ardidas rápidamente comentó que no tenían planes de futuro para continuar haciendo actividades conjuntas entre las dos empresas.

Liliane Bettencourt y Francoise Bettencourt-Meyers

Otra pelea entre familiares en este caso como los herederos de L’Oreal, un negocio que cuenta con 106 años de antigüedad. Todo empezó cuando Francoise acusó a los que rodeaban a su madre (Liliane) de aprovecharse de ella por su avanzada edad.

Por ese motivo Francoise, quería que a su madre se le declarará mentalmente incompetente, creyendo que podría  estar estafándole parte de sus 17.000 millones de fortuna, y por ese motivo Fracoise inicio los procedimientos judiciales.

A principios de 2015 el caso judicial terminó con el anuncio de que ocho personas habían sido declaradas culpables de la explotación de la heredera. Madre e hija ya han arreglado sus diferencias entre sí y L’Oreal cuenta todavía con más de 100.000 millones de dólares.

También te puede interesar

Las claves del éxito en Facebook para una empresa del sector retail

¿Qué es la cultura de empresa? Buenos ejemplos

Cómo afectaran los cambios de Facebook a tu empresa

Imagen de Andresr de shutterstock

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *