Publicidad

Como calcular las retenciones en la nómina de los empleados en 2012

Es obligación de la empresa calcular las retenciones de IRPF en la nómina de sus empleados y realizar la retención mínima en función del reglamento de IRPF. Como cada ejercicio el cambio de año hace que debamos renovar los datos de los empleados para recalcular sus retenciones, a lo que en 2012 habrá que añadir los efectos de la subida de impuestos aprobada por el Gobierno.

La subida del IRPF en 2012 y 2013 tiene un efecto inmediato en las retenciones de IRPF que las empresas deben practicar sobre sus empleados al modificarse las tablas sobre las que debe practicarse el cálculo. Para ello el primer paso será actualizar la información sobre la situación personal y laboral del trabajador mediante el modelo 145 que puede descargarse a través de la página web de la Agencia Tributaria o en este enlace.

El Modelo 145 incluye la información que después deberemos utilizar para calcular las retenciones de IRPF en la nómina de los empleados en 2012, para lo que utilizaremos las tablas de IRPF 2012 y el mínimo exento.

En este sentido, los diferentes tramos de IRPF sirven para determinar el porcentaje que deberemos pagar en la declaración de la renta en función de los ingresos. Se aplican de forma progresiva y tras la última reforma por medio del Real Decreto-ley 20/2011 quedan configuradas de la siguiente forma:

Sobre estas cifras habrá que aplicar la tabla que recoge la situación personal de empleado y el mínimo exento. Y es que no se retendrá lo mismo ni pagará lo mismo una persona soltera que otra casada o con hijos a cargo.

También habrá que tener en cuenta otros aspectos como el tipo de contrato. En cualquier caso, la Agencia Tributaria dispone de un programa para el cálculo de las retenciones que puede descargarse aquí, si bien el que actualmente está disponible sólo sirve para las nóminas de enero, ya que no recoge los últimos cambios normativos con el aumento de impositivo. Sin embargo, es de esperar que a lo largo de los próximos días la AEAT actualice esta versión. Además, el programa calcula por defecto la retención mínima, que después el empleado puede solicitar aumentar.

Las retenciones, obligación de la empresa

Como ya apuntamos al comienzo del artículo, practicar las retenciones de IRPF correctamente es obligación de la empresa. ¿Qué pasa si están mal calculadas? En este caso la responsabilidad será de la empresa siempre que el error no se deba a que el trabajador no rellenase de forma correcta el modelo 145 o que excluyese algún tipo de información relevante para el cálculo de las rentenciones.

Conviene recordar que las retenciones de IRPF deben modificarse ante cualquier cambio en los ingresos del trabajador o en su situación personal.

También te puede interesar:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *