Publicidad

Cae el número de sociedades creadas y suben los impagados en junio


La crisis económica se deja ver cada vez más en el ámbito empresarial y a la espectacular subida de la morosidad se suma la caída del número de empresas creadas el pasado mes de junio. Los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) son de lo más desalentadores respecto a cómo están capeando el temporal las sociedades españoles pese a que según la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), autónomos y pequeños empresarios soportan mejor este tipo de situaciones.
En cualquier, las cifras hablan ya de un descenso del 32,8% en cuanto al número de sociedades mercantiles creadas en junio, donde 8.059 empresas comenzaron su andadura. La cifra es la más baja desde agosto de 2004, lo que también ha afectado al capital suscrito para su nacimiento: 491 millones de euros, un 39,1% menos. En tasa interanual, el desembolso medio ha caído un 9,5% hasta los 60.882 euros.

Por suerte, también se destruyeron menos sociedades (un 28,7%) y apenas un 7,1% no estuvo relacionado con ceses voluntarios del negocio o fusiones. Y todo eso pese a que cada vez es más difícil cobrar, sobre todo en la pyme.

De hecho, el importe de los efectos de comercio devueltos impagados alcanzó los 1.820 millones de euros en junio, con un incremento del 118,3% respecto al mismo mes de 2007. El número de efectos devueltos fue de 573.118, un 45,7% más. Este es el quinto mes consecutivo en el que el importe medio de los efectos de comercio supera el de los efectos vencidos. En concreto, el importe medio de los efectos impagados se situó en 3.176 euros, un 49,9% más que en el mismo mes del ejercicio anterior, mientras que el de los vencidos ascendió a 2.844 euros, un 3,9% más.

En junio, el número de efectos de comercio impagados aumentó un 80,7% en las cooperativas de crédito, un 50,3% en las cajas de ahorro, y un 41,7% en los bancos.

La morosidad se ha convertido ya en un serio problema para la pyme y los autónomos, que en muchos casos apenas disponen de margen de maniobra en sus presupuestos para hacer frente a la demora de un pago o la posibilidad de no cobrar por su trabajo.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *