Beneficios Sociales

| mayo 26, 2010 | 1 Comentario

 

La crisis acentúa algunos problemas y genera nuevos, uno de ellos es el tema salarios. En graves situaciones como la que atravezamos, los precios aumentan, el dinero no alcanza, y los empleados comienzan a reclamar ajustes a sus salarios.

El problema está en que el nivel de ventas hace imposible cumplir con las expectativas de salarios, entonces hay que recurrir a otras herramientas de gestión Recursos Humanos, como lo son los Beneficios Sociales, que son muy poco implementados en las pymes, pero que con los años ha ganado terreno en las grandes empresas.

Empecemos por definir a qué llamamos Beneficios Sociales: son las prestaciones no en metálico, no retributivas, ni acumulables o reemplazables por dinero que el empresario ofrece al trabajador de forma directa, o a través de un tercero, con la finalidad de mejorar la calidad de vida del empleado o de las personas a su cargo.

Si pensamos en los motivos que pueden tener las empresas para implementar estos beneficios, debemos señalar a las exigencias sindicales, la posibilidad de deducciones fiscales, la propia legislación laboral y las limitaciones gubernamentales a los salarios elevados.

El principio básico de los beneficios sociales para el negocio está en el balance entre su coste, y el beneficio tangible o intangible para la empresa.

Los directivos de recursos humanos interesados en facilitar a sus empleados este tipo de retribución deben plantearse cuáles son las necesidades de sus empleados y si éstas pueden ser satisfechas, con un coste razonable, para atraer, retener y motivar a todos los trabajadores.

Así, los beneficios sociales se conciben como una herramienta de motivación que mejora las condiciones laborales y el ambiente de trabajo.

A continuación un listado de los beneficios sociales más comunes de encontrar en las empresas:

Seguros médicos, además del seguro social obligatorio

– Servicios dentales

– Comedor de la empresa, vales de comida hasta un tope máximo por día de trabajo que fije la autoridad de aplicación.

– Reintegro de gastos de medicamentos y gastos médicos y odontológicos del trabajador y su familia que asumiera el empleador, previa presentación de comprobantes emitidos por farmacias, médico u odontólogo, debidamente documentados.

– Provisión de ropa de trabajo y de cualquier otro elemento vinculado a la indumentaria y al equipamiento del trabajado para uso exclusivo en el desempeño de sus tareas.

– Los reintegros documentados con comprobantes de gastos de guardería y/o sala maternal, que utilicen los trabajadores con hijos de hasta 6 años de edad cuando la empresa no contare con esas instalaciones.

– La provisión de útiles escolares y guardapolvos para los hijos del trabajador otorgados al inicio del periodo escolar .

– Cursos o seminarios de formación especializada

– Retribución laboral con acciones o ’stock options’.

– Pago de gastos de sepelios de familiares a cargo del trabajador debidamente documentados.

– Búsqueda y acomodo de casa.

– Seguros contra accidentes

– Planes de impulso a las actividades deportivas.

– Prestaciones especiales para los periodos de vacaciones.

– Coche de empresa y/o cheques gasolina

Móvil de empresa.

– Portátil de empresa y conexión a Internet

– Descuentos en proveedores

Obviamente, dependiendo de la jerarquía de cada empleado, se otorgarán mayores beneficios que a otros.

Estos beneficios pueden significar para los empleados importantes ahorros, además de generar un compromiso adicional con la empresa que se los otorga. Mientras que para las empresas que deban contratar con terceros estos beneficios a otorgar pueden representar un costo menor que si se tuviera que pagar un salario por ese monto con sus respectivas cargas sociales.

Imagen: google

Tags: , , , , , , , , ,

Categoría: administracion, Contratación de empleados, empleados, gestionar, grandes empresas, Nóminas, Recursos Humanos, Seguridad Social

Comentarioss (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Laura dice:

    Está claro que un empleado feliz es un empleado más productivo. De ahí que cada vez más empresas inviertan en cuidar su mayor valor: los empleados.

    De hecho, en los últimos tiempos son bastantes las entidades que han creado clubs privados de beneficios para los empleados. Así, de una manera sencilla, pueden facilitar una gran cantidad de descuentos en productos y servicios de cualquier índole.

Deja un comentario


Logo FinancialRed