Publicidad

Alquileres de oficinas en Madrid

Viviendo en Madrid, cuando necesitamos alquilar, para poner en funcionamiento nuestra empresa o bien instalar nuestra oficina, ahorrar en este gasto es complicado, pero la buena noticia, por supuesto para quienes intentan alquilar, es que se han pronosticado, segun estudios del ultimo cuatrimestre de 2010 que hubo nuevas caídas en los precios de los alquileres de oficinas en la capital, aunque las rentas han desacelerado su caída en el cuarto trimestre de 2010, bajando algo menos del 1%, lo que convierta a esta caída en la menor de los últimos trimestres.

La zona satélite de Madrid sigue siendo la más afectada en cuanto a la caída de las rentas y sólo se salva el área de Las Rozas.

Toda esta situacion tiene un motivo, y la principal razon es la limitada demanda de oficinas en alquiler. Segun informe, las que seguirán copando la contratación de oficinas en alquiler serán las pequeñas y medianas empresas, ya que las grandes corporaciones seguirán estando ausentes de la búsqueda de espacio nuevo.

De hecho, tal como se viene viendo en los últimos meses, son las operaciones pequeñas, que implican a superficies en alquiler menores de 1.000 m², las que seguiran siendo protagonistas, representando el 73% del total de operaciones en los pasados trimestres, y casi el 80% en el último.

Por lo tanto la bajada de precio de alquiler 2011 de oficinas en Madrid seguira, mas aun por esta sobreoferta de superficies disponibles en renta, hasta situarse en los 27 euros por metro cuadrado y mes en la zona centro.

Para el 2011 distintas empresas optaran por vender los inmuebles que tienen en propiedad para seguir ocupándolos como arrendatarios, por lo que este año saldrán al mercado nuevos inmuebles en alquiler.

No obstante, la oferta de oficinas nuevas en 2011 y 2012 será muy limitada, con probabilidades de volver a niveles no vistos desde los años 90.

Uno de los cambios es que los bancos tienen propiedades de mas de 50 millones de euros, las cuales sacaron al mercado, así como los procedentes de deuda de activos con entidades financieras, según datos de diferentes fuentes que han investigado el tema.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *