Publicidad

2011 fue un año muy negativo para los autónomos

En el año 2011 España fue el estado de los miembros de la Unión Europea en el que se perdieron mayor número de autónomos, concretamente fueron más de cien mil el número de trabajadores por cuenta propia que se vieron obligados a cerrar sus negocios.

Este descenso del 3,4% en el número de trabajadores autónomos contrasta con la evolución que este sector experimentó durante el mismo periodo en otros países en los que no sólo no descendió el número de trabajadores por cuenta propia sino que, al contrario, se vio incrementado.  En Alemania este incremento fue de un 3,8%, en el Reino Unido el incremento fue del 2,5%, en Francia el número de autónomos se incrementó en un 1,9%, mientras que en Holanda esta evolución positiva fue del 1,7%.

En cifras absolutas Europa sumó 21.300 autónomos, siendo Alemania el país que más aportó a esta cifra con 162.700 nuevos autónomos.  Le siguieron Reino Unido con 101.000, Francia con 53.600 y Holanda con 19.800 nuevos trabajadores por cuenta propia.

El lado negativo está liderado por España, con la pérdida de 101.200 autónomos, Portugal con la pérdida de 76.700, Grecia con la pérdida de 58.000 e Italia con la pérdida de 8.700 trabajadores por cuenta propia.

En Europa el incremento medio de trabajadores por cuenta propia no empleadores fue del 0,9%, mientras que en el Estado Español se produjo un descenso del 1,2%.  España, con el cierre de 23.500 negocios no empleadores, se situó por detrás de Portugal y Grecia, donde las cifras del cierre de estos negocios fueron de 66.300 y 33.800 respectivamente.

Asimismo, en este análisis del estudio realizado por ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos), se muestra cómo en Europa el peso de los de los autónomos que no tienen trabajadores a su cargo es muy superior al número de autónomos que tienen al menos un empleado.  Así, siete de cada diez autónomos (el 71,3%) son autónomos que trabajan en solitario, mientras que el 28,7% tiene algún trabajador a su cargo.

Con los datos a 30 de septiembre de 2011 sobre los 27 países de referencia del estudio, el 15% de la población ocupada son trabajadores autónomos.  España se sitúa ligeramente por encima de esa media, en el 15,7% de la población ocupada.  Esta cifra indica que de los 18.156.300 trabajadores con los que contaba España al cierre del tercer trimestre del 2011, sólo 2.845.300 eran autónomos.  Es de señalar que en Grecia los autónomos representan el 30,7% de la población ocupada.  La menor proporción de trabajadores autónomos respecto al total de la población ocupada la registran Dinamarca con el 9%, Lituania con el 8,9%, Luxemburgo con el 7,9% y Estonia con el 7,8%.

Para Lorenzo Amor, presidente de la Federación de Autónomos ATA, estos datos muestran que a “España le está costando despegar y apostar por la creación de empleo autónomo”.  Lorenzo Amor se mostró convencido de que “la agudización de la falta de crédito y de financiación unida a la fuerte morosidad que continúan sufriendo los empresarios autónomos por parte de las administraciones públicas y del sector privado, y la caída del consumo nos han conducido a una constante destrucción y pérdida de empleo autónomo“.

Publicidad

One response to “2011 fue un año muy negativo para los autónomos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *