Publicidad

Beneficios del leasing y del renting para pymes

El leasing y el renting son dos términos que cada vez se escuchan más. Se trata de dos modalidades de financiación de activos que están en auge. En el artículo de hoy, conoceremos las ventajas del renting y leasing para maquinaria de construcción.

construcción

Leasing

Mediante este tipo de financiación, el usuario tiene el derecho de utilizar una maquinaria de construcción durante un período de tiempo estipulado en el contrato a cambio del pago de una cuota mensual. Al finalizar el contrato, el cliente dispone de varias opciones: comprar la maquinaria, devolverla, renovar el contrato o solicitar el leasing de una maquinaria diferente.

La ventaja que tiene este tipo de financiación es que el IVA también se financia y se paga junto con las cuotas mensuales.

Antes de solicitar un leasing, ten en cuenta que los gastos de mantenimiento, averías y el seguro no están incluidos en el contrato, sino que deberás abonarlos tú.

Renting

El renting es otro tipo de financiación que funciona de manera diferente al leasing. En este contrato, el usuario no tendrá derecho de comprar la maquinaria al finalizar el período de uso, pero podrá renovar el contrato o solicitar un nuevo renting si lo desea.

La ventaja que tiene frente al leasing es que incluye gastos de mantenimiento, avería y seguro.

Otra de las ventajas es que ofrece muchos beneficios fiscales. Se contempla como un gasto, de modo que se puede deducir fiscalmente. También es una operación que se realiza fuera de balance y no aparece como deuda ni tampoco consta en el CIRBE del Banco de España.

Ventajas del leasing y renting

La principal ventaja de arrendar una maquinaria de construcción es que no tendrás que desembolsar inmediatamente el dinero de la compra del producto. En otras palabras, no te hará falta tener un gran capital para invertir en maquinaria, porque podrás disfrutar de ellas pagando una cuota mensual que se ajuste a tu presupuesto.

La segunda ventaja que ofrecen estos dos tipos de arrendamiento es la facilidad de renovación de maquinaria. Muchas empresas no pueden hacer frente a la inversión de capital necesaria para adquirir nuevas maquinarias. Por eso, siguen trabajando más tiempo del recomendado con maquinarias obsoletas. Al poder arrendar un activo, la renovación de maquinarias se vuelva mucho más fácil y se combate la obsolescencia en las empresas.

Estas ventajas son especialmente útiles para pymes y startups que están empezando a operar y no cuentan con el capital necesario para hacer frente a los grandes gastos de inversión en maquinarias nuevas.

Además, al iniciar una nueva empresa, es muy habitual que los propietarios no cuenten con garantías ni con un historial de pagos viables. Eso dificulta mucho conseguir una financiación a través de bancos. El leasing y el renting son operaciones que no se realizan por medio de entidades bancarias, por eso será mucho más fácil que las pymes y startups consigan una financiación de este tipo.

En definitiva, son dos opciones que merece tener en cuenta si estás iniciando un nuevo proyecto y necesitas maquinarias.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *