Publicidad

Motivación empresarial y rendimiento de los trabajadores

Existe una relación causal entre la motivación y el rendimiento, siempre que el empleador utiliza el reconocimiento, ya sea financiero o personal, este factor motiva a los empleados. Motivar a los empleados requiere más que la ocasional palmadita en la espalda o un incentivo en efectivo. La motivación de los empleados mejora el rendimiento de los mismos, al igual que el compromiso y la productividad con la empresa, por lo tanto, se necesita trabajo y creatividad para motivar a los empleados.

Motivar a los empleados requiere retroalimentación continua y evaluaciones imparciales. Cuando los empleadores brindan retroalimentación constructiva sobre una base regular, evaluaciones de desempeño y sinceras expectativas de rendimiento, aumentan los niveles de motivación de los empleados y, en consecuencia, las empresas son capaces de cumplir con sus metas impuestas, ya sea a corto o a largo plazo.

La motivación subyacente de los empleados y el compromiso

Los empleados que están motivados para realizar sus tareas, por lo general, son trabajadores de conciencia cuyo orgullo muestra la cantidad y calidad de su trabajo. El entusiasmo, el compromiso, el orgullo y la productividad son los pilares del compromiso de los empleados. A pesar de que todos estos aspectos pueden parecer ambiguos y subjetivos, constituyen el compromiso del empleado, un aspecto que, efectivamente, se puede medir.

Reconocimiento

Todos los trabajadores deben de ser reconocidos al demostrar sus capacidades, lo que, a su vez, crea un mejor rendimiento. Las formas no monetarias de reconocimiento son útiles en este caso: Promover a los empleados a puestos de liderazgo o la asignación de tareas más complejas e importantes son dos formas esenciales de reconocimiento no monetario.

Promoción

Cuando el reconocimiento consiste en la promoción de un empleado a un rol de liderazgo, el empleado está motivado a demostrar que es digno de la función. Por lo tanto, los empleados que reciben promociones tienen un celo sobre sus nuevas responsabilidades, a diferencia de aquellos que pudieron haberla perdido. El reconocimiento también puede ser sutil, mostrando los talentos de los empleados mediante el uso de capacitaciones a nuevos trabajadores o trabajadores sin experiencia. Cuando los empleados se encargan de las responsabilidades como ayudar con la orientación de sus colegas, también mantienen altos niveles de rendimiento.

Competitividad

Cuando el reconocimiento se acredita a un empleado por haber hecho un gran trabajo, la tendencia natural es la de continuar con el rendimiento que se presta, también existe un espíritu competitivo que emerge a través de la fuerza de trabajo cuando el reconocimiento es el premio. La competencia en sí promueve el ingenio y la innovación, los cuales son factores que mejoran el rendimiento.

Satisfacción

La satisfacción es un subproducto de la motivación. Los empleados que reciben el tipo de motivación que necesitan para lograr altos niveles de rendimiento también muestran signos de una mayor satisfacción laboral. La mejor manera de explicar esto es mirando a la inversa estos aspectos. La insatisfacción de los empleados es evidente cuando los empleados no reciben algún tipo de reconocimiento por parte de sus supervisores o cuando sus logros no son reconocidos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *