Publicidad

Si eres emprendedor, descubre cómo superar obstáculos

calcular-pensionCuando se trata de emprender, de crear una nueva empresa o de empezar un nuevo proyecto, no faltan los obstáculos. Nunca es fácil especialmente si se quiere conseguir una buena rentabilidad por nuestra inversión. Por esta razón la motivación será la clave para seguir adelante y conseguir los objetivos deseados.

Todos los obstáculos que puede aparecer en nuestro camino a la hora de conseguir nuestra meta pueden ser un gran lastre que nos impida conseguir nuestros objetivos, la actitud frente a estos es determinante. Ahora bien, veamos qué obstáculos pueden aparecer y qué actitud tomas ante ellos.

Falta de crédito y financiación

Emprender un nuevo proyecto siempre acarrea grandes gastos. Tiene un coste que en la mayoría de los casos el empresario no es capaz de asumir por sí mismo y por lo tanto, se hace necesario recurrir a un préstamo. En este caso se recurre a inversores privados o, en la mayoría de los casos, a entidades financieras. Es necesario convencer de que el proyecto resultará rentable y debido a las dificultades que actualmente existen para conseguir financiación, esto puede resultar realmente complicado y llevarnos a la desesperación.

Ante esta dificultad, es importante ser perseverante. Hay que ser consciente de la dificultad del momento, presentar propuestas atractivas y solventes y sobretodo, perseverar. Otro consejo puede ser acudir a entidades financiera extranjeras. Hay otros países que económicamente se encuentran en buena situación y otorgan crédito más fácilmente.

Falta de rentabilidad inicial

Cuando se comienza un negocio esto es lo más normal. Los gastos iniciales son enormes por lo que no se puede esperar que la rentabilidad comience el primer mes. Al principio todo serán pérdidas pero ante este obstáculo, es importante tener paciencia, seguir trabajando dura y constantemente y esperar a que los beneficios lleguen.

He apostado todo y me he quedado sin ahorros

A menudo los emprendedores se encuentras con que han arriesgado todos sus ahorros a un proyecto que no es seguro que vaya a salir bien. Se encuentran con que su libertad financiera se ha visto disminuida y siente pánico a fracasar.

Cuando se cree en un proyecto y se planea bien, estudiando bien su potencial, arriesgar todo es lo más común. Es importante creer en la idea. Es cierto que el daño ocasionado si el proyecto sale mal puede ser grande, pero considerando que los recursos económicos suelen ser escasos, apostar todo suele ser la única alternativa.

Sólo queda emplear los recursos lo más eficientemente posible y si se puede, reservar una parte de los ahorros a futuros posibles imprevistos.

Falta de motivación

Decidirse a emprender una nueva aventura de este tipo no es fácil, pero una vez se toma la decisión, es importante no dejar que los comentarios negativos de las personas de nuestro alrededor nos influyen. Es común escuchar aquello de “no es el momento de invertir” o “es demasiado arriesgado”, pero si nadie lo hiciera, no existiría la economía.

Cree en ti mismo y en las decisiones tomadas de manera madura.

En definitiva, es importante ser consciente de que emprender e invertir en proyectos nuevos no es nada fácil, no está libre de riesgo y requiere mucho estudio de la situación, pero se debe aislar la negatividad, creer en las posibilidades de cada uno y exprimir todos los recursos de los que se dispone para aprovechar todo nuestro potencial.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *