Calcular la pensión

| diciembre 10, 2013 | 15 Comentarios

Existen dos variables que debemos tener en cuenta para calcular la pensión. La primera es el periodo cotizado y la segunda las aportaciones realizadas durante ese periodo. La carrera de cotización se mueve de forma paralela a la vida laboral, por lo que las aportaciones estarán estrechamente ligadas al salario.

Antes de seguir adelante con las bases para el cálculo de la pensión conviene recordar que en España existen dos tipos de pensiones: contributiva y no contributiva. La primera es a la que tienen derecho los trabajadores que han cotizado en cualquier régimen durante más de quince años, estando dos de ellos dentro de los últimos quince años antes de la jubilación. Mientras, la segunda se reserva para quienes no ha alcanzado esos 15 años y para los casos de invalidez.

Hasta la reforma de las pensiones la edad de jubilación legal estaba fijada en los 65 años, pero tras los cambios legislativos se eleva hasta los 67 años o a los 65 años con 38,5 años cotizados. A partir de entonces el aumento se llevará a cabo de la siguiente forma hasta finalizar en 2027 con 67 años como edad de jubilación.

La siguiente tabla, cortesía de El Blog Salmón, ilustra el proceso:

edad de julilacion y periodos cotizados

En este punto conviene aclarar que la mujer u hombre que tenga que dejar su puesto de trabajo para cuidar a sus hijos tendrá una cotización extraordinaria a la Seguridad Social hasta un máximo de 2 años, por lo que podrá aplicar este beneficio hasta su tercer hijo. Del mismo modo,

En cualquier caso, la edad legal de jubilación sólo sirve para decirnos cuándo nos podremos jubilar legalmente, no la cuantía de pensión que cobraremos. Para eso hay que acudir, como ya hemos dicho a los años cotizados y al salario percibido.

Empezaremos con el salario percibido, o lo que es lo mismo, la base reguladora sobre la que se calculará la pensión. Es la media aritmética de las bases de cotización de los últimos quince años cotizados pero sin pagas extras y actualizando las cifras en función del IPC. La reforma de las pensiones también introduce novedades en este punto que conviene tener en cuenta. Y es que la base reguladora irá aumentando progresivamente desde 2013 hasta alcanzar el 2022 los 25 años. Es decir, el objetivo es que a largo plazo se tenga en cuenta un periodo de 25 años para calcular la base reguladora.

El cálculo a realizar es el siguiente:  se divide por 210 (resultado de multiplicar 15 años por 14 pagas)  la cifra de las bases de cotización del trabajador durante los 180 últimos meses de cotización, lo que significan los últimos 15 años de su vida laboral, tomándose los 24 últimos meses por su valor nominal a valor euros, y los otros 156 meses por los valores corrientes actualizados a la inflación generada hasta los 24 últimos meses. Mientras que la inflación a considerar se tomará en cuenta la registrada oficialmente por Estadística. El Instituto Nacional de Estadística dispone de una herramienta para actualizar rentas que será de gran utilidad a esta tarea.

base reguladora pensiones

Sobre la base reguladora resultante habrá que aplicar una serie de coeficientes reductores para quienes se jubilan antes de los 65 y para quienes lo hacen sin haber cotizado los años necesarios. Y es que 15 son los años mínimos para cobrar la pensión contributiva, pero quienes deseen cobrar el 100% deberán cotizar 35 años para jubilarse a los 67 años y 38,5 para jubilarse a los 65. La siguiente tabla muestra el porcentaje de pensión actual a cobrar en función de la base reguladora:

porcentajes-años-cotizados

Así, por ejemplo, una persona con una base reguladora de 1.000 euros pero que sólo hubiese cotizado 30 años debería conformarse con una pensión de 900 antes de aplicar otros reductores. Adicionalmente  quienes extiendan voluntariamente su vida laboral recibirán un 2% adicional por cada año completo.

Además, existen una serie de importes máximos y mínimos que se pueden cobrar como pensión contributiva y que se establecen cada año. En 2013 esos importes han quedado fijados de la siguiente forma:

Pensión máxima: 2.548,12 euros/ mes

Pensión mínima cono 65 años: con cónyuge a cargo (778,90 euros/mes), con cónyuge no a cargo (598,80 euros/mes) y unipersonal (631,30 euros/mes).

Para quienes todo este jaleo de números les haya sonado a chino o no se vean con fuerzas de coger la calculadora, existen programas de ayuda y herramientas que ejercen de calculadora. Quizás el más recomendable sea el de la propia Seguridad Social. Se trata de un programa para el autocálculo de la pensión al que se puede acceder aquí. Conviene recodar que en cualquier caso necesitaremos algunos datos para poder calcular la pensión empezando porel informe de vida laboral y el informe de bases de cotizaciones.

Y para terminar, un vídeo en tono cómico sobre cómo puede terminar todo esto de las pensiones.

Contenidos relacionados:

Tags: ,