Publicidad

Los autónomos claman justicia por la cuota a la Seguridad Social

Cualquier momento es bueno para reivindicar por los derechos de los autónomos, pero sin duda ahora que estamos a las puertas de unas elecciones generales es una oportunidad excelente para que los que trabajamos por nuestra cuenta exijamos mejoras en nuestras condiciones y, sobre todo, se imponga una cierta racionalidad en el pago a la cuota de la Seguridad Social. No tiene sentido que los autónomos españoles seamos los que más pagamos de Europa, alrededor de 260 euros al mes, sean cuales sean nuestros ingresos. Y esto no lo dice un colectivo pequeño, sino la mayor parte de los 3.165.000 autónomos que existen en España.

Los autónomos claman justicia por la cuota a la Seguridad Social

Por eso, desde Ayuda-T Pymes, la asesoría española que más autónomos gestiona en España, han lanzado una campaña de recogida de firmas para intentar reducir esta cuota, ya que el pago de la misma supone un gran coste y una dificultad para cualquier nuevo autónomo que quiere darse de alta. De hecho, la propuesta de esta plataforma es que dependiendo del tramo de ingresos, el pago de la cuota se lleve a cabo según la facturación. De momento, el documento que se mandará al Gobierno está cerca de conseguir 120.000 adhesiones y aún sigue abierto a nuevas firmas.

Hay que tener en cuenta que en los países de nuestro entorno la legislación es muy distinta y mucho más adaptada al momento. En Italia se paga un 20% de los beneficios, en Francia depende de los ingresos (y el primer año no se paga), en el Reino Unido también se paga una cuota fija reducida y un plus según ingresos, en Portugal no existe cuota y sólo ha de ingresarse el 24,5% de los ingresos anuales y en Alemania sólo se paga una cuota de 140 euros si se superan los 1.700 euros de ingresos. Aquí en España, factures 500 euros o 5.000 tienes que pagar 260 euros todos los meses con el prejuicio que eso produce en los autónomos españoles.

Bonificaciones.

Si es verdad que en España existen unas bonificaciones interesantes, sobre todo, si tienes menos de 30 años.  La más utilizada es la dedicada a los emprendedores, precisamente, menores de 30 años que se hagan autónomos por primera vez, o que no hubieran estado de alta en los cinco años inmediatamente anteriores. Se trata de una tarifa plana de 50 euros. Se reduce un 80% de la cuota de autónomo durante el primer semestre; un 50% durante el siguiente y un 30% durante un trimestre. Tiene una bonificación del 30% durante los 15 últimos meses.

También existe la posibilidad de que los autónomos menores de 30 años, en el caso de los hombres, o de 35, en el caso de las mujeres, puedan reducirse un 30% de la cuota durante los 30 primeros meses de actividad.

También te puede interesar:

El precio de la seguridad social para autónomos

Cotizaciones a la seguridad social: todo lo que necesitas saber

¿Seguro que estás de alta en la Seguridad Social? Aprende a comprobarlo

Imagen de Cristian Sabau de shutterstock

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *