Publicidad

La Responsabilidad Social Corporativa en la Pyme

A pesar de que en el ámbito de la Responsabilidad Social su implantación y formalización suele comenzar  por las empresas de mayor tamaño, el Libro Verde de la Comisión Europea establece que “resulta de vital importancia la aplicación amplia de la Responsabilidad Social en las Pequeñas y Medianas empresas.

Además, según la Comisión Europea “en consonancia con la estrategia de la Comisión Europea de pensar a pequeña escala, el concepto, las prácticas y los instrumentos de la Responsabilidad Social deberían adaptarse a la situación específica de las pymes, que representan la gran mayoría de las empresas europeas”.

Responsabilidad intuitiva de las pymes

Para la Comisión Europea, las pymes a pesar de no estar muy familiarizadas con el concepto de Responsabilidad Social, sin embargo lo desarrollan de forma totalmente intuitiva, al aplicar prácticas socialmente responsables debido a su menor complejidad y al papel más destacado que desempeña el propietario.

Responsabilidad Social y Competitividad

Para la Comisión Europea, la Responsabilidad Social puede ayudar a la empresa a tener éxito, ya que puede tener un efecto positivo en las ventas, impulsa el desarrollo de las personas en la organización, genera e impulsa el entusiasmo y la innovación, y ayuda a incrementar la confianza en la empresa al mejorar su reputación.

Por lo tanto, la conclusión ha de ser que desarrollar prácticas socialmente responsables hace a las empresas más competitivas y es, por ello, una cuestión importante para las pymes.

No modificar las buenas prácticas ya existentes

Sin embargo, la aplicación de la Responsabilidad Social no ha de suponer una modificación en la forma ya establecida de organizarse o de hacer las cosas.  En muchos casos, la aplicación de las normas de la Responsabilidad Social será tan sólo una nueva forma de describir algo que ya se viene haciendo y que resulta relevante para su la propia supervivencia y desarrollo empresarial de la pequeña y mediana empresa.

La aplicación de la Responsabilidad Social ha de consistir, sobre todo, en seguir impulsando las buenas prácticas ya existentes en las empresas, maximizando su impacto interno y externo, de forma que la pyme mejore su competitividad.

La RS y las características diferenciadoras de las pymes

Evidentemente no se puede aplicar de la misma forma unas prácticas determinadas de responsabilidad Social a una pequeña y mediana empresa como a una gran empresa.  Hacerlo de esa forma sería ignorar las características diferenciadoras de las pymes.

Está claro, por lo tanto, que no podemos aplicar en pequeña escala los mismos modelos y herramientas que en el caso de la gran empresa.  Las diferencias culturales existentes entre grandes y pequeñas empresas hacen que una iniciativa corporativa pueda no encajar adecuadamente en la realidad de una pequeña empresa.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *