Publicidad

Cómo puedes evitar que tu equipo acabe quemado

Cuando eres empresario, cuando llevas tu propio negocio, no te importa echar todas las horas que sean necesarias, sacrificando horas de realizar otras actividades por tu empresa, entre otras cosas porque se supone que haces lo que te gusta, por eso has decidido abrir un negocio en concreto. Sin embargo, es difícil que tus empleados sientan la misma motivación y el equipo puede acabar quemado.

Cómo puedes evitar que tu equipo acabe quemado

¿Cómo puedes evitarlo? Lisa Evans escribió el mes pasado un artículo en la web www.entrepeneur.com en el que indicaba cinco cuestiones a eliminar en tu empresa para que los empleados no acaben quemados:

  • Trabajar sin una misión concreta. Esta es la principal causa de que los trabajadores se quemen. Cuando trabajamos, como cuando hacemos cualquier otra cosa en la vida, nos gusta hacerlo con un fin, con un objetivo, con una meta que alcanzar. No tenerlo nos lleva a la desmotivación, a trabajar como maquinas sin objetivos, sin motivación, sólo para hacer las horas que tengamos que hacer pasar salir de nuestro centro de trabajo. Comunica el objetivo del trabajo que estamos realizando.
  • Poner metas imposibles. Si el trabajo sí tiene un objetivo, una meta, pero resulta imposible cumplirlos por tener poco tiempo o poco personal nos encontraremos con trabajadores que gastarán mucha energía y terminarán desmoralizados si la meta no es alcanzada por resultar imposible llegar a ella.
  • Indicaciones poco claras. Cuando el trabajador no recibe las consignas correctas o suficientes es probable que trabaje en una línea que no es la que tú, como empresario, como jefe, deseas. Si damos las indicaciones correctas es más fácil que los trabajadores tengan éxito y por tanto no caigan en la desmoralización.
  • No reconocer suficientemente el buen trabajo. Cuando los trabajadores hacen un buen trabajo y no son reconocidos con una simple felicitación, una prima o, incluso, un ascenso si fuera el caso, se sienten minusvalorados. Sienten que su trabajo no es valorado y se sienten desmotivados. Por el contrario está demostrado que cuando se reconoce el buen trabajo en una empresa los trabajadores, todos, se sienten más motivados y se queman menos. Premiar el rendimiento refuerza la motivación de nuestros trabajadores.
  • Ofrecer tiempos de descanso. Tan importante es el rendimiento cuando se está trabajando como ofrecer tiempos de descanso, de inactividad, para refrescar la memoria y coger fuerzas para cuando haya que volver a un gran ritmo de trabajo. El descanso es tan importante como después realizar las tareas encomendadas. No se puede conseguir la segunda sin la primera.

También te puede interesar:

Cuatro ideas para gestionar equipos de trabajo sin oficina

Ventajas del trabajo en equipo: más productivad y trabajadores más contentos

Cómo mantener a tu equipo enfocado cuando teletrabajan

Frases de cine para inspirar a tu equipo de ventas

Imagen de Rawpixel.com de shutterstock

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *