Publicidad

Claves para contratar a un seguro para tu empresa

Contratar un seguro para una empresa es una de las decisiones más importantes de una compañía. Son muchos los riesgos que se deben tener en cuenta para encontrar el seguro correcto que cubra todos los accidentes o posibles daños. Muchos negocios conocen muy bien cuáles son esos peligros a los que están expuestos, de esta forma, tienen una visión más clara de los requerimientos y exigencias de un seguro.

empresa

Sin embargo, esto no es así en la mayoría de los casos, por lo que es necesario prestar atención a algunos aspectos de la empresa y tener ayuda de algunas claves para encontrar el mejor seguro para la empresa.

Beneficios de tener un seguro para empresas

Antes de considerar contratar un seguro definitivo para una empresa, hay que estar muy atento a cuáles son esos beneficios que pueden y deben tener las compañías de seguros, no solo para hacerse responsables de los daños ocurridos a cualquier nivel, sino también para realizar una buena atención al cliente y buenos descuentos de vez en cuando. Algunas ventajas de las pólizas de seguros son las siguientes:

Realizan una cobertura por daños a la propiedad

Esto es uno de los beneficios más básicos y simples de los seguros, consiste en que cubrirá los gastos en el espacio de trabajo si sufre algún daño por causa de desastres naturales, como incendios, tormentas, seísmos, vientos o también por otros daños como vandalismo o robo. El seguro está en la obligación de cubrirlo y reponer todo lo afectado, aunque en ocasiones algunos desastres naturales importantes no son tenidos en cuenta en la póliza, como los huracanes.

Para considerar algunos seguros para oficinas se puede tener en cuenta a Fidelidade Seguros, en este enlace se accede a más información para la cobertura por daños a la propiedad.

Ofrecen seguridad a los empleados

Un buen seguro puede ofrecer un plan por nómina para que los empleados puedan tener acceso a un seguro dentro de la empresa, en caso de que ocurra algún accidente en el trabajo, bien sea dentro de las instalaciones o en jornadas de trabajo fuera de las oficinas, en ocasiones. Esto no suele requerir demasiado dinero para garantizar un buen colchón en caso de accidentes y también ofrece seguridad a los familiares de los trabajadores.

Protegen los vehículos y flotas

Muchas pólizas también cubren los vehículos a nombre de la organización. Estos también pueden incluir los vehículos de flota destinados a distribución. Con una buena póliza que pueda cubrir daños que ocurren fuera del área de trabajo la empresa estará más tranquila en las calles. Los seguros para vehículos de empresas normalmente no cubren los productos o bienes que sean transportados en ellos, solo el vehículo en sí en caso de siniestros.

Tipos de seguros para proteger la empresa

Algunos tipos de pólizas que debe considerar una empresa para proteger riesgos máximos y que también se puedan combinar son los siguientes:

  • Bienes cubiertos: Cubren las maquinarias y las herramientas dentro de la empresa.
  • Transportes de mercancías: Este seguro puede cubrir daños causados a productos dentro de transporte pero fuera de la empresa, a causa de incendios, robo o siniestro.
  • Equipo electrónico: Esta póliza cubre cualquier aparato electrónico que presente daño causa de una sobrecarga de energía en la empresa.

Claves y consejos en el momento de contratar un seguro para la empresa

Tener en cuenta en los seguros que se ajusten a la empresa

Así como existe una gran variedad de tipos de seguros y pólizas para cubrir daños ocurridos dentro de una empresa, también existen muchas pólizas que pueden ajustarse correctamente a las necesidades de la empresa. Aunque los responsables de contratar la aseguradora deben tener en cuenta que algunos seguros no son necesarios. Por ejemplo, algunos negocios no necesitan un seguro para vehículos si poseen una tienda online o de productos virtuales, y lo mismo sucede en este caso con los seguros de póliza colectiva, ya que en ocasiones son empresas pequeñas donde 1 o 2 personas son los encargados de la operaciones.

Realizar medidas preventivas

Al establecer cuáles son esas áreas de mayor riesgo, se deben realizar unas medidas preventivas que ayuden a minimizar las posibilidades de que ocurra algún siniestro o accidente. Algunas medidas preventivas en el caso de las pólizas de seguro para vehículos pueden ser la realización de mantenimientos, al igual que en la maquinaria en el seguro de bienes dentro de la empresa.

Para los seguros colectivos también es necesario contar con las herramientas adecuadas y el equipo de protección en caso de trabajos de alto riesgo.

Analizar los seguros propuestos

Una vez que se tenga una lista de las posibles aseguradoras a contratar, se debe realizar un análisis sobre cuál es la más apropiada. En la propuestas se debe evaluar cuál es el mejor precio, si tiene una buena atención al cliente y si cuentan con una buena reputación con otras empresas y usuarios. De esta forma, la empresa puede estar tranquila de que la aseguradora responderá de forma rápida y efectiva.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *