Publicidad

32 millones de euros para las pymes de Castilla y León

La Junta de Castilla y León, a través de la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial de Castilla y León ha aprobó recientemente las subvenciones destinadas a la bonificación de préstamos y pólizas de crédito para financiar inversiones empresariales en I+D+i para pequeñas y medianas empresas por 32 millones de euros.  Estas subvenciones estarán cofinanciadas con Fondos Feder.

32 millones de euros

Los 32 millones de euros están divididos en dos partes.  Por un lado se destinarán 21,3 millones de euros para préstamos de inversión, y por otro lado se destinarán 10,6 millones de euros para I+D+i.  Podrán beneficiarse de estas ayudas las empresas con ánimo de lucro, personas físicas o jurídicas que sean consideradas pymes que tengan su domicilio social o alguno de sus centros productivos en Castilla y León.

El objetivo de estas ayudas es financiar las inversiones y gastos realizados por pymes de los proyectos que contribuyan a su crecimiento y modernización tecnológica, fundamentalmente dentro del sector industrial. Sólo se podrán acoger aquellos proyectos con un coste de entre 600.000 euros y 10 millones de euros.

Requisitos necesarios para percibir las ayudas

1.  Los proyectos deberán ser viables desde el punto de vista técnico, económico y financiero.

2.  Solo podrán ser financiables los Proyectos cuyo coste aprobado por la ADE sea superior a 50.000 euros.

3.  El proyecto objeto del préstamo será el realizado a partir del 1 de enero de 2013

4.  El plazo de ejecución de las distintas actuaciones, se determinarán en función de la concesión, siendo el plazo máximo para la Línea 1.a Proyectos I+D+i de dos años desde la fecha de inicio del proyecto, finalizando en todo caso como máximo el 30 de abril de 2015.

5.  Los proyectos deben cumplir con la legislación nacional y europea aplicable y en concreto con la legislación en materia de medio ambiente.

es condición también necesaria que la empresa no podrá encontrarse en situación de crisis, de acuerdo a lo establecido por las Directrices Comunitarias sobre Ayudas de Salvamento y Reestructuración de Empresas en Crisis.

Condiciones financieras

Estas ayudas se  formalizarán en forma de préstamos, los cuales estarán sujetos a un interés variable y podrán formalizarse con un plazo de carencia no superior a los dos años.  El plazo de amortización de estos préstamos tendrá una duración mínima de 24 meses y una duración máxima de 120 meses.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *