Publicidad

Unas cien pymes desean cotizar en el MAB

Ante las dificultades por las que pasa el sector a pesar de ciertas ayudas, las pymes cada día que dura la crisis se le hace más difícil encontrar financiación. Una de las alternativas es el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Si bien no todas están posibilitadas, sí sufren por igual la restricción del crédito bancario, y son cada vez más las empresas que tienen problemas de liquidez para hacerle frente a la crisis, por lo que el salto al parqué es una salida o un intento más que si se tiene la oportunidad, no se debe desperdiciar.

Si bien en su momento se había señalado que serían más de 5.000 sociedades, las que cumplirían con los criterios objetivos de entrada, pero existe un grupo muchas más selecto, el cual está conformado por unas cien empresas, y por diferentes criterios son las que se encuentran en mejores condiciones. Ya que estas cumplen con las obligaciones y características que no todas poseen, además de ser más atractivas para el inversor.

Si bien se exige que las empresas que salen a Bolsa cuenten como mínimo con 2 millones de euros del capital, uno de los requisitos es que la sociedad cuente con una capitalización superior a los 40 millones, ya que esto le permitirá tener la necesaria liquidez para entrar en la banca privada. Una de las recomendaciones es que haya un capital libre en bolsa superior al 30%.

Aunque los beneficios de las empresas del Ibex caerán un 18% de media, existen pymes que crecerán este año y podrán aportar rentabilidad sobre sus recursos a los inversores. Es por ello que, el MAB se presenta como una alternativa interesante a conseguir financiación.

Ya han demostrado su interés más de 30 sociedades en cómo debutar, incluso Cacaolat señaló su intención de hacerlo, según los expertos estiman que se producirán varias colocaciones durante la primavera de 2010, por lo que se necesita para organizar la salida entre 4 y 6 meses de preparación.

Si bien puede haber interés muchas no se deciden debido que para hacerlo existe un coste. El mismo es de cerca del 12% del capital que se saca al mercado. Por lo que si una empresa tiene una capitalización de 100 millones de euros y coloca en bolsa el 10%, unos 10 millones de euros, el coste de esta emisión llegaría a los 1,2 millones de euros. Pero el coste de factura de entrar en el mercado organizado es mucho más, llegando a superar los 10 millones de euros en las últimas colocaciones.

Una de las novedades para este fin es que ciertas comunidades autónomas han puesto en marcha diversas medidas o incluso subvenciones para impulsar este tipo de financiación.

Una de ellas es Galicia que ya las ha aprobado, mientras que en Cataluña y Madrid se encuentran en estudio. Galicia, además de brindar un asesoramiento a las sociedades que se muestren interesadas en incorporarse al MAB, también les ofrece una subvención de hasta el 50% de los gastos de evaluación y preparación de la documentación que se requiere para acceder al MAB.

Mientras que el Instituto Madrileño de Desarrollo (IMADE) ha previsto que para el 1 de Enero de 2010, entre en vigor una norma a partir de la cual las sociedades que deseen incorporarse al MAB puedan obtener una subvención del 50% de los gastos de salida con un límite de 80.000 euros. Un requisito para acceder a dicho dinero es que el domicilio fiscal esté en Madrid. Y sólo se desembolsará cuando el proceso concluya con éxito.

Por el lado de Cataluña, podría aprobar una deducción de la cuota del 20% sobre el IRPF en las inversiones que se realicen en las empresas del MAB, junto con una reducción en el impuesto de sucesiones.

Muchas otras empresas y comunidades autónomas estarán a la expectativa de ver como evolucionan las empresas que se incorporen y de seguro irán implementando este tipo de medidas con las empresas de sus comunidades.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *