Publicidad

¿Sirve la labia para ganarte a tus empleados?

Hay dos maneras opuestas de entender lo que significa tener labia. La primera de ellas es la que valora en positivo el hecho de ser una persona con labia, ya que, según la definición original de este término se tratara de una persona capaz de expresar sus puntos de vista de manera persuasiva mucha capacidad de empatía con su interlocutor.

En el vértice opuesto están quienes atribuyen la labia realmente a otro concepto; la charlatanería, es decir cuando lo que domina la comunicación es un exceso de palabrería en muchos casos redundante y que no siempre consigue la persuasión.

¿Sirve la labia para ganarte a tus empleados?

Labia en el trabajo

Obviamente nosotros nos referiremos al primero de los casos. Aquel en el que la labia realmente se convierte en una manera de comunicarse y establecer relaciones personales, laborales o comerciales.

Y en este sentido obviamente también se trata de una cualidad tremendamente útil. Aquellas personas con labia va a saber expresar sus ideas de manera más persuasiva pero sobre todo logrando ese valor añadido que la empatía con el interlocutor proporciona, algo que en una exposición perfecta pero sin conexión humana obviamente no se da.

Por ello, efectivamente, la labia resulta un factor positivo en el ambiente de trabajo.

Pero ¿Sirve la labia para ganarte a tus empleados?

Sirve, pero debe ser entendida como una cualidad más a sumar a otras mucho más relevantes como la capacidad de liderazgo, la capacidad de gestión y organización, la ética dentro de un grupo de personas… en definitiva y de alguna manera la labia como elemento de comunicación bien pudiera entenderse como la argamasa que une todos los demás elementos y sabe cómo mostrarlos y lo que es mejor, hacer que sean entendidos de manera sencilla.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *