Publicidad

Reforma pensiones

La posibilidad de reformar las pensiones que plantea el Gobierno, sin dudas dejará varios frentes afectados, prácticamente todos esos afectados englobarán desde asalariados, hasta empresas y a los autónomos.

Dentro del objetivo que lleva esta reforma de las pensiones, es el de reordenar el sistema de protección social. Y para ello plantea medidas como:

Retrasar la edad legal de jubilación desde los 65 a los 67 años:
Es tal vez, la principal propuesta que desata polémica la de retrasar la edad legal de la jubilación, está dirigida a fortalecer la contribución de los trabajadores. Explican que al decir “Legal”, quiere decir que es la edad desde la que, siempre y cuando aparte se cumplan con otras condiciones, el trabajador le asiste el derecho a percibir toda la cuantía de la pensión.

Desde el Gobierno su principal impulsor, desea que entre en vigor en 2013 y paulatinamente hasta quedar completamente implantada en 2025. No llegará a afectar a los pensionistas de ahora ni tampoco a los que entren en el sistema hasta 2013. Se estima que el ahorro que produciría al sistema de pensiones entre los años 2013 y 2025 llegaría a ser de 40.000 millones de euros.

Ampliación del periodo obligatorio de cotización para cálculo de la pensión:
Si bien desde el Gobierno no específica cuánto, aunque si comunica al Parlamento, a la patronal y a los sindicatos a que ellos se encarguen. Por lo que, se debe incrementar el número de años que, se encuentra en los 15 años.

Debido a las regulaciones de empleo, y demás situaciones, la cotización de varios de los trabajadores mayores desciende fuertemente y es por ello que, afecta la cuantía de la pensión futura. Debido a esto es que se debe de aumentar el periodo de cotización obligatoria para calcular la pensión. Aunque por el lado contrario, dicha propuesta tiende a reducir la pensión de los que han aportado a la Seguridad Social durante toda su vida, ya que en la media para calcular la pensión se incluyen los primeros años en que el salario era mucho más bajo.

Beneficios, son los que deben pagar las prejubilaciones:
Otra de las propuestas del Gobierno, es la de poner un límite a las reducciones de plantilla dentro de las empresas que cuenten con beneficios, además de exigirles a las empresas la cofinanciación de los sobrecostes ocasionados por ello a la Seguridad Social.

Yendo más allá, el Ejecutivo ha propuesto limitar a directivos las prejubilaciones que se encuentren fuera de un expediente de regulación de empleo. Significa que, el Gobierno pretende eliminar los casos de prejubilaciones colectivas que, al no llegar a la cantidad establecida de trabajadores afectados y que fija la ley, no requieren de un expediente de regulación de empleo.

Golpe a los Autónomos:
Otro de los puntos polémicos, es el que se refiere a que el Gobierno desea generalizar la obligación de cotizar en bajo las mismas condiciones para todos los trabajadores y, a fin a ello desea eliminar la posibilidad de cotizar por la mínima con que los autónomos durante su carrera laboral.

Una Mayor Cotización:
Se estipula, la ampliación de la parte del salario que cotiza a la Seguridad Social dentro de cada una de las categorías profesionales. Con el objetivo de equiparar el esfuerzo contributivo a la pensión que se percibe.

El complemento:
Desde el Ejecutivo, se promueve que aquellos que trabajen pasados los 65 años tengan la posibilidad de utilizar el plan privado de pensiones.

Modificación de la Viuedad:
Se pretende hacerle una corrección a los casos de sobreprotección y, mejorar las condiciones de aquellos que tienen una renta mínima.

Fuente: Expansión

Imagen: tercerainformación

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *