Publicidad

Que tener en cuenta al contratar recepcionistas

El trabajo del recepcionista es realmente importante. Se trata de un trabajo cara al público, pero, que también, tiene mucho que ver con la imagen de la cultura de la empresa.

2384374517_727a4b74f6_z

A la hora de contratar este perfil está bien incluir un se busca recepcionista en los diversos canales de contratación que utilicemos, pero, hay que tener algunas cosas en cuenta antes de empezar esta búsqueda.

Habilidades no siempre valoradas de un buen recepcionista

Generalmente asociamos los pueblos recepcionistas a una serie de habilidades concretas:

  • Buena imagen

  • Buen trato con el público presencial y por teléfono u otras comunicaciones

  • Ciertas habilidades comerciales

  • Capacidad resolutiva

Desde luego se trata de habilidades importantes, pero, ni mucho menos las únicas que deberíamos incluir en nuestra búsqueda para este puesto en nuestra empresa.

Para empezar, al tratarse de un trabajo bastante independiente, el recepcionista tiene que tener una importante capacidad de organización. Por otro lado, su gestión del tiempo resulta generalmente más difícil que la de otro tipo de empleados. Hay que tener en cuenta que, además de las tareas básicas, la atención al cliente o las consultas de otros empleados, son parte de su día a día.

Hemos citado como importante el buen trato con el público, y en general la empatía. Sin embargo, esto debe complementarse necesariamente con una alta capacidad de comunicación. Esta comunicación debe ser tanto verbal como escrita, es decir, un buen recepcionista debe ser capaz de expresarse de manera correcta, sencilla y comprensible. Si a esto incorporamos habilidades lingüísticas en otros idiomas, el valor añadido aumenta mucho las posibilidades del candidato. Obviamente, esto es imprescindible cuando nuestros clientes son de diferentes nacionalidades o idiomas.

Aunque no siempre es su tarea principal, es importante que un recepcionista tenga bastantes conocimientos de trabajos administrativos. Aquí, además del dominio de las herramientas básicas de informática, también hay que tener en cuenta cuestiones como el mantenimiento de equipos y suministros de los mismos.

Por último, y no menos importante, debemos valorar la capacidad multitarea del candidato. Hay que tener en cuenta que a lo largo de una jornada de trabajo un recepcionista va a tener que hacer frente a la vez a cosas diversas. No todo el mundo está preparado para asumir la multitarea. Por ello, debemos valorar seriamente este aspecto de su candidatura. Recordando que, la multitarea no existe sólo en poder hacer varias cosas a la vez, si no hacerlas bien.

A la hora de acceder al portal de empleo donde vas a colocar la oferta en busca de recepcionista, o, a la hora de insertar el anuncio en el medio correspondiente, ten en cuenta también estas habilidades. No siempre las valoramos en su justa medida, y pueden marcar la diferencia entre la contratación realmente exitosa y otra que no lo sea.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *