Publicidad

Presentar la declaración trimestral de IVA

Con la llegada de la hora de afrontar las cuentas el colectivo de trabajadores autónomos en España les queda por llevar adelante su Declaración del IVA trimestral. Lo que hace que el IVA que cobraron a sus respectivos clientes y por sus diferentes actividades debiendo pagar a Hacienda. Para ello deberán de rellenar y entregar trimestralmente el (Modelo 303) y de forma anula deben utilizar el (Modelo 390).

Los autónomos deben saber que no corresponde el total de los gastos ser deducibles en cuanto a la declaración del IVA, por lo que es uno de los retos a afrontar el calcular esto. Queda establecido que en la declaración del IVA trimestral se debe calcular el IVA repercutido, -este tipo de IVA es el IVA cobrado- restándole el IVA soportado deducible-en cambio este tipo de IVA que los empresarios autónomos deben pagar- la diferencia que resulta va a las arcas de la Agencia Tributaria vía (Modelo 303).

Ante este tipo de cálculo es que deben entender cual es el IVA se podrán podemos descontar y que IVA no corresponde. Así deben considerar que un gasto pueda ser deducible e incluirlo en la declaración tiene que cumplir ciertas características:

-Relacionarse con la actividad económica del autónomo.
-Deberán ser gastos justificados con facturas u otros medios.
-Deben figurar registrados en los libros contables oficiales.

Para poder saber si les conviene declarar el IVA mensual o trimestralmente, tanto los trabajadores autónomos como las empresas que fueran recién creadas es recomendable que liquiden dicho impuesto eligiendo hacerlo durante todos los meses,obtendrán de esta forma más liquidez.

Al ser el IVA un tipo de impuesto que es aplicado en prácticamente todos los bienes de consumo teniendo diferentes tipos; el empresario lo debe hacer figurar en sus facturas que les entrega a cada cliente. Además de esto le toca liquidar las cuotas que correspondan siempre cumpliendo los plazos.

Así la cuota del IVA es calculada al restar las cuotas soportadas en el caso de la empresa o empresario como dijimos es el IVA pagado y a las cuotas repercutidas, este es el IVA cobrado.

-En caso que les de como resultado positivo, dicha diferencia es ingresada en la cuenta del contribuyente.
-En caso de que les de como resultado negativo, el resto deberá ingresarse a Hacienda.

Realizar la declaración trimestral del IVA. Existe la posibilidad de liquidar este tributo trimestral utilizando el (Formulario 303). Teniendo sus pros y sus contras y más allá de analizarlos, en caso de elegir el pago trimestral, corresponderá una declaración adicional a final de año; Para realizar el resumen anual del IVA deberán de tener en cuenta el (Formulario 390).

Mientras que el caso de las empresas que registren un volumen de negocios determinado y no posean en ese momento una urgencia por acceder a la liquidez les puede convenir la posibilidad de una declaración trimestral, lo que entre otras ventajas reduce la cantidad de trámites.

El elegir la liquidación mensual. El escoger la liquidación del IVA mensual previamente se exige inscribirse en el registro de devolución mensual además de presentar las declaraciones telemáticamente. Se suele aconsejar a las empresas recién creadas y si se tiene necesidades de obtener liquidez.

Fuente: Practicopedia

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *