Practicas éticas empresariales

| octubre 4, 2012 | 0 Comentarios

La ética empresarial es el tema más discutido en esta época. La diferencia está entre hacer lo correcto y lo incorrecto. La ética empresarial es el núcleo filosófico de cualquier negocio y su resultado es crucial para el desarrollo económico. Hay que reconocer que el objetivo de cualquier negocio es ganar dinero de una manera honorable. Hay que esforzarse para recordar que el objeto de la vida es hacer el bien.

La ética en los negocios es más que los valores morales y los principios que determinan la conducta en el mundo de los negocios. Se refiere a las actividades comerciales, ya sea con otras casas de negocios o con un solo cliente. Se puede aplicar a todos los aspectos del negocio, desde la generación de una idea hasta su venta. Las empresas utilizan a la sociedad para obtener sus recursos y su funcionamiento, con lo que se obliga e influye al bienestar de la sociedad.

Mientras que el objetivo de toda empresa es obtener beneficios, debe contribuir al interés de la sociedad por asegurar prácticas equitativas. Sin embargo, la codicia ha llevado a la situación empresarial actual hacia las prácticas comerciales poco éticas, las complicaciones legales y la desconfianza general.

Código de ética

Gran cantidad de organizaciones implementan el código de ética en sus políticas de empresa, que se implementan se dan durante la inducción y entrenamiento regular. Un código de ética es generalmente una declaración general que va más allá de los valores y creencias que definen la organización.

Prácticas éticas

A continuación se enumeran algunas prácticas éticas que se deben seguir para construir una reputación honesta y garantizar el buen funcionamiento de cualquier organización.

Inversores: Garantizar la seguridad de su dinero y el pago puntual de los intereses.

Empleados: Provisión de oportunidades equitativas en las promociones y capacitación, buen ambiente de trabajo y el pago puntual de los salarios.

Cliente: La información completa del servicio y el producto debe estar disponible. La información personal de los clientes no se debe utilizar en beneficio propio.

Competencia: Las tácticas sin escrúpulos, los métodos de la competencia y el mal funcionamiento empresarial deben ser evitados durante la manipulación de los competidores.

Gobierno: las normas y los reglamentos relativos a los impuestos, derechos, prácticas comerciales restrictivas, monopólicas y las actividades ilegales como la corrupción y el soborno deben ser atendidas.

Medio ambiente: las industrias contaminantes deben garantizar el cumplimiento de las normas gubernamentales relativas a la contaminación del aire, agua y ruido.

La mayoría de las empresas deben cumplir como obligación, la implementación de las prácticas éticas empresariales, estas aumentan la competitividad de las mismas, al mismo tiempo que mejora la profesionalidad y la presencia empresarial hacia los clientes. Debe recordar que muchos de los clientes prefieren un negocio con buen comportamiento ético antes de cualquier establecimiento popular.

Categoría: administracion, competitividad, Dirección, empleados, Emprendedores, Empresas

Deja un comentario


Logo FinancialRed