Publicidad

Menores de 30: 15 claves de éxito que los de 20 no entienden

Cuando se tienen 20 años, se tienen las ideas claras. Somos muchos los que empezamos nuestra trayectoria profesional con veinte o veintipocos. Creemos que tenemos las ideas claras, que podemos triunfar, pero también creemos cosas como que realmente no hay tanta prisa o que podemos triunfar haciendo siempre todo lo que nos gusta. Es importante escuchar a personas con algo más de experiencia y darnos cuenta de que no todo es de color de rosa. Por tanto, veamos qué podemos aprender:

entrepreneur

El tiempo no es un bien ilimitado

Es raro encontrar a profesionales jóvenes que tienen un sentido real de la urgencia de llegar al siguiente nivel. Se suele pensar cuando se tienen 20 años que tenemos todo el tiempo del mundo para darnos cuenta de lo que queremos y para conseguirlo. El tiempo es el único bien que, al principio, tenemos en abundancia pero que nunca recuperamos. Es importante sacar el máximo partido de las oportunidades que tenemos hoy, porque tarde o temprano no tendremos más del mismo tipo.

El talento está sobrevalorado

Se puede ser la persona más talentosa, creativa, inteligente, sabia, etc., pero sin embargo, no se consigue nada con eso. Las materias primas sólo sirven cuando se les da un uso. Siempre que se quiere conseguir éxito, se ha de trabajar duro, se tenga talento o  no.

Somos más productivos por la mañana

Tendemos a pensar que quedarnos hasta tarde trabajando nos libera de un montón de trabajo para el día siguiente. Puede que nos libere de tareas mecánicas, pero el trabajo que realmente resulta productivo, el de trabajar en la estrategia empresarias, el de reuniones de equipo y cumplir objetivos, se realiza en horario de oficina y cuanto antes se empiece, más se aprovecha la mañana.

Social Media no es una profesión

Este trabajo, como otros muchos que están de moda, en unos años no existirá. Social media es una parte del marketing, ayuda a conseguir más clientes potenciales. Sin embargo, no es un fin en sí mismo. Con esto queremos decir que es importante centrarse en una carrera sólida y con futuro para que los pasos dados no hayan sido en balde.

Los ordenadores están bien pero los negocios, mejor en persona o por teléfono

Lo cierto es que contactar con clientes o posibles jefes por email está bien, nos resulta más cómodo. Sin embargo, en los negocios muchas veces hay que salir del área de confort e ir a por todas, ser un poco más agresivo.

No esperes a que te digan qué hacer

Se trata de tener sentido de la responsabilidad. El decir “nadie me dijo que hiciera esto” es una receta segura para el fracaso. Toma la iniciativa, tampoco hace falta excederse y meterse en el campo de otros, aunque es mejor equivocarse por hacer demasiado y no demasiado poco.

Responsabilízate de tus errores

Al comenzar una carrera se comente una gran cantidad de errores, sobre todo de mal interpretación o de ejecución. No intentes justificarte, reconócelos. Es impresionante todo lo que se aprende de los errores propios, en esto consiste la experiencia.

Es mejor no cambiar de trabajo muy a menudo

No sólo porque en el currículum no queda nada bien, parece que no hemos conseguido encajar en ninguno, sino porque se tarda al menos 2 años en empaparse de todo el aprendizaje que nos puede ofrecer un nuevo trabajo.

La gente vale más que lo material

Es genial cuando una empresa te ofrece comidas gratis, masages, horario flexible, etc. Sin embargo, debemos fijarnos más en qué tienen que ofrecer los fundadores y jefes de la empresa. Buscamos aprender, crecer y coger la mejor experiencia posible. Es esencia también tener buena relación con los compañeros, al fin y al cabo es lo que realmente cambiará tu experiencia y también abrirá puertas.

Comunica tus intereses

Quejarnos no soluciona nada. Sólo conseguimos empeorar el ambiente de trabajo si son los compañeros los que escuchan nuestras quejas. Cuando se cree que algo puede ser mejorado, es mejor decirlo que callarlo, de esta manera, iremos dando forma a la carrera que deseamos tener.

Los contactos importan y mucho

No vale con conocer muy bien a un pequeño grupo de personas de tu profesión, tampoco conocer superficialmente a muchísimos. Es importante tomarse tiempo en mantener contacto y buenas relaciones con un buen número de profesionales de tu campo.

agenda

Guíate por otros triunfadores

Aunque es cierto que hay quienes han conseguido una fórmula novedosa y exitosa, ser una de esas personas que se inventan su propio modelo de éxito y triunfan es realmente improbable. Por esta razón recomendamos fijarse en, al menos, 3 personas a las que se admire y guiarse por su modelo de éxito. Puedes hacer el ejercicio de “¿Qué haría ……. en mi lugar?, servirá a la hora de organizarte horarios, fijarte objetivos, etc.

Lee más libros, internet está para otras cosas

Esta generación recibe la información en forma de tweets o mensajes de texto. Mejorarás la creatividad y la capacidad de pensar analíticamente al leer libros. Aportan algo que internet no tiene. Asegúrate de leer al rededor de un libro al mes, sea del tipo que sea. Puede parecer una tontería pero se mejora la mente y las capacidades personales.

Ahorra al menos el 25% de lo que ganas

Si gastamos todo lo que ganamos o vivimos por encima de nuestras posibilidades, esta fórmula garantiza tener menos estrés y tener mayor flexibilidad al perseguir nuestros sueños. Sería un grave error dejar escapar una gran oportunidad laboral porque pagan un poquito menos y estamos acostumbrados a más.

La reputación es oro, cuídala

Se trata de la moneda de cambio más valiosa que tenemos en el mundo de los negocios. Abre y cierra puertas a oportunidades profesionales. Especialmente ahora que todo queda guardado para siempre, cuida tu reputación, una vez que se pierde es difícil recuperarla.

Los millennials vienen pisando fuerte, con las herramientas adecuadas pueden conseguir todo lo que desean.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *