Publicidad

¿Más creativo o más rígido? el liderazgo en tiempo de crísis

Este es un debate que hace no tantos años no se hubiera dado. La creatividad en todo caso era un bien intangible valorado en lo relativo a la innovación, pero nunca, o casi nunca asociado a cuestiones más abstractas como el liderazgo. Sin embargo en un tiempo a esta parte los valores de un liderazgo creativo están en boca de todos los especialistas en relaciones laborales. Sin embargo, ante un periodo de crisis como el que nuestro país ha atravesado ¿qué postura de liderazgo sera más adecuada?.

Por supuesto ambas opciones tienen pros y contras y desde luego puede existir ciertos términos medio, sin embargo, parece interesante analizar como se comportan ambos modelos de liderazgo ante la misma situación de un entorno castigado por la crisis.

Negocio online desde casa: disciplina de hierro

liderazgo

 

Negocio online desde casa: disciplina de hierro

 

Debemos tener en cuenta que caer en verdades absolutas en temas tan complejos como este puede ser un error importante. Es decir, técnicamente hoy en día no se da como una opción buena un liderazgo en exceso personalizado. Es cierto que existen algunos casos de éxito en boca de todos con este tipo de perfiles, pero, incluso en estos casos, vamos a encontrar detrás sólidos equipos en los que el líder delega importantes áreas de responsabilidad. Sin embargo, posturas sólidas e inequívocas, donde la hoja de ruta a seguir es marcada por un líder rígido son también una respuesta a los momentos de crisis como se ha demostrado en los últimos años en prácticamente todos los sectores.

Es decir, vamos a encontrar casos de éxito en ambos modelos.

Las diferencias

Las diferencias fundamentales entre ambos modelos de liderazgo estriban más en la respuesta a las situaciones que en cualquier otro tema. Esto no significa que un liderazgo personalizado o rígido no posea cierta capacidad de maniobra a la hora de respuesta, sin embargo, suele tratarse de modelos de funcionamiento que poseen un manual de respuesta o una hoja de ruta muy clara sobre la que no desviarse, mientras que por otro lado el liderazgo creativo, aun poseyendo también un manual de respuesta, plantea cada situación de manera diferenciada y busca en muchos casos respuestas diferentes problemas distintos.

  • La gran ventaja del liderazgo personalizado es la uniformidad en la respuesta. Si efectivamente el líder contempla todos y cada uno de los escenarios por los que puede atravesar la empresa y genera un modelo de respuesta uniforme y eficaz, la aplicación de ese modelo de respuesta es prácticamente automática, con lo cual los procesos se aceleran, y, más importante aún, la empresa adquiere una imagen de solvencia automatizada ante los problemas; piensen un poco y asociarán rápidamente unas cuantas empresas de nuestro panorama actual identificadas con este modelo.
  • El mayor riesgo del liderazgo personalizado, como era de esperar, es la parálisis que se puede generar en caso de que la automatización de los sistemas de respuesta no funcione. En un esquema en el que las altas decisiones siempre dependen del líder la presencia de este y su capacidad de afrontar las tensiones es básica, no puede fallar y tiene que responder personalmente, con lo cual se pueden dar situaciones complicadas en problemas que requieren de respuesta inmediata.
  • La gran ventaja del liderazgo creativo es su versatilidad. Un líder creativo no sólo es capaz de asumir diferentes soluciones un mismo problema, sino que basa buena parte de su modelo de funcionamiento en delegar en personas capaces importantes áreas de responsabilidad de la empresa. Esto lo que genera es una dinámica de equipo capaz de responder con mayor profundidad y rapidez a problemas concretos, a pesar de que la cabeza visible del proyecto puede tener más o menos presencia, el peso de las responsabilidades de área es fundamental, y, son capaces de tomar o proyectar decisiones relevantes para la empresa.
  • El mayor riesgo del liderazgo creativo es la dispersión. Un líder creativo tiene que ser capaz de aglutinar todos los impulsos, creatividad y egos de los equipos bajo su responsabilidad, determinar las prioridades y tomar decisiones en este sentido. Puede parecer a priori el liderazgo creativo es más sencillo porque abarca menos rango de control en lo que a cuestiones técnicas se refiere, sin embargo, no es cierto; El nivel de control sobre cuestiones técnicas que debe ser el mismo, ya que deberá procesar todos los impulsos de las diferentes áreas empresariales, pero además debe sumar un nivel muy superior en lo que a gestión de equipos de dirección se refiere.

La conclusión

Lo cierto es que ya la ofrecíamos al comienzo del artículo. Probablemente es en buscar un término medio entre ambas opciones dondeaparece un líder que desea por un lado un control de desarrollo del proyecto pero que no quiere renunciar al dinamismo en la gestión del mismo.

 

 

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *