Publicidad

Los cuatro peores motivos para buscar inversores

Financiar tu empresa puede ser de gran ayuda, pero si lo haces que sea por los motivos adecuados. Estos son cuatro que no deben figurar entre ellos

Los cuatro peores motivos para buscar inversores

Existe la tendencia a pensar que los empresarios de éxito requieren de inversores para arrancar sus proyectos o negocios, pero la realidad es bien distinta, ya que algo más del 80% de las empresas que se ponen en marcha lo hacen sin necesidad de este tipo de ayuda.
Los inicios en el mundo de los negocios cada vez resultan más asequible gracias a las potentes herramientas que permiten crear páginas web, aplicaciones y las ofertas del comercio electrónico. Y es que emprender en el mundo de la economía digital requiere mucha menos inversión tanto para empezar como para mantener el negocio. Sin embargo, muchos empresarios siguen creyendo contar con financiación exterior puede ayudar a garantizar el éxito.
Es cierto que cuanto más capital inicial más fácil puede la curva de aprendizaje sobre el negocio y más pruebas se pueden hacer. Sin embargo, no se puede decir que sea garantía de ningún tipo. Estos son cuatro motivos habituales para buscar inversión externa, sólo que mal interpretados.

  • El deseo de empezar a lo grande: algunos empresarios se equivocan al creer que cuanto más alto sea el desembolso en la inversión mayor será la posibilidad de triunfar. Lo que al final genera una imagen de marca es la calidad del servicio o producto, no otros detalles inútiles que lo único que hacen es disparar el gasto.Aprende a identificar cuál es cada uno y tendrás mucho ganado.
  • No arriesgar el dinero de su bolsillo: los inversores lo primero que preguntan es la cantidad que invertirá el empresario. Si éste no es capaz de arriesgar su dinero, difícilmente los demás puedan hacerlo. De ahí que muchas veces esto les lleve a cuestionar su compromiso y la viabilidad del proyecto. Si asegura no contar con recursos financieros lo más probable es que los inversores sospechen de su capacidad de planificación estratégica.
  • La necesidad de contratar empleados de manera inmediata: existe el riesgo de que el personal asalariado no adquiera un gran compromiso con el negocio, como ocurre con el propietario o gestor. Es preciso, por ello, que se les incentive de alguna manera. Los empresarios deben pagarles en función de unos objetivos, para que de esa manera se motiven y luchen por ganar más. Pero de ahí a pedir financiación sólo por este fin media un mundo. Un buen plan de negocio deberá incluir y preveer estos costes

Desplegar desde el principio todos los recursos: este es uno de los errores más habituales y que suele dar al traste con toda lka idea de negocio. En lugar de sacar al mercado varios servicios o productos, lo más adecuado quizás sería centrarse en uno que sea viable y que permita mantener los costos. Adentrarse en el mercado con una variedad de artículos no lleva a ningún sitio bueno.

En realidad hay que acercarse a los inversores cuando el empresario ya tiene probado que triunfa el modelo de negocio y precisa de capital para ampliar operaciones, cuando necesita de equipos o procesos más costosos y cuando se convierte en esencial la experiencia y el conocimiento de los inversionistas. Pueden aportar reconocimiento y credibilidad a la marca.
También te puede interesar:

Líneas ICO de financiación para pymes y autónomos

Alternativas de financiación para la pyme: dónde conseguir dinero para tu idea

¿Cómo atraer a los Business Angels a nuestro proyecto?

Imagen de LUMPANG MOONMUANG de shutterstock

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *