Publicidad

Los cinco miedos que debes evitar al emprender

Hay que reconocer que para emprender un nuevo negocio hay que ser valiente y tener una buena actitud, ser positivo. Es difícil que las cosas te salgan bien si piensan que irán mal. Así que rodéate de gente que te apoye, que te ayude y sea sincera contigo pues es la mejor manera de no fracasar en tu intento de poner en marcha un negocio. Quítate de la cabeza las malas sensaciones. John Rampton escribió en un blog de la web www.entrepreneur.com las cinco dudas tóxicas que no debe tener un emprendedor cuando va a empezar.

Los cinco miedos que debes evitar al emprender

La primera es quitarte de la cabeza la idea de “voy a fracasar”. No debemos tener miedo al fracaso. Puede ser que no tengamos éxito en nuestra primera vez como empresario, como en tantas cosas en la vida, pero no por eso vamos a dejar de intentarlo. Podemos rendirnos antes de empezar o luchar por tener éxito y de esa manera si conseguimos triunfar, fenomenal, y sino al menos podremos aprender de los errores que cometimos.

La segunda es no pensar que “no soy un líder”. Hay miles de casos de emprendedores que no son líderes, que lo suyo no es la comunicación, sino el trabajo. Para eso existen los directores generales, para eso se puede delegar. No hay tampoco un único y exitoso estilo de líder. Puedes aprender mucho de todos los que conozcas para luego crear tu propia personalidad como líder de tu empresa, pero ante todo no olvides que tú valor es el ser valiente para emprender y ser trabajador. De lo demás puede haber otras personas que se encarguen.

Lo tercero en lo que no debes comerte la cabeza es “realmente no soy un emprendedor”. No hay ninguna carrera o título que te certifique como emprendedor. Ni a ti, ni a nadie. Si quieres poner en marcha un negocio, si eres valiente para atreverte a ello, ya lo eres. Da valor a la decisión que has tomado y vete con ella hasta el final.

Lo cuarto que no debes hacer es sospechar que “no soy un buen vendedor”. La verdad, bienvenido al club, porque son muy pocas las personas que pueden decir que lo son, que han nacido con las habilidades necesarias para ser un buen vendedor y, además, les gusta hacerlo. Ya llegará el momento en el que puedas contratar a un buen vendedor o, incluso, a un buen equipo de vendedores. Mientras tanto piensa que cualquier persona puede parender a convertirse en un buen vendedor y que lo haces por sacar adelante tu negocio.

Y la quinta cuestión es ver el hecho de “ser emprendedor como un castigo”. Seguro que miles de personas querrían tener el valor que tienes tú para confiar en tu trabajo y del mismo sacar un rendimiento para montar un negocio. Tienes que dar valor a tu trabajo, sabes hacerlo y lo vas a hacer bien. Confía en ti mismo. No es un castigo, es una oportunidad.

También te puede interesar:

¿Quieres emprender? Prepara un mínimo de 4.000 euros

Emprender y ahorrar no es imposible

Cinco actitudes personales básicas antes de emprender un negocio

¿Se puede emprender a cualquier edad?

Imagen de Romolo Tavani de shutterstock

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *