Publicidad

Los beneficios del Banco Popular caen un 42,5%

El Banco Popular logró un beneficio neto atribuido de 175,59 millones de euros en los seis primeros meses del año, un 42,5 % menos que en el mismo periodo de 2011 después de destinar 3.433 millones a provisiones e incluir ya al Banco Pastor.

En los tres primeros meses del año, la entidad ya llevaba ganados 100 millones de euros, por lo que el resultado obtenido entre abril y mayo después de las dotaciones e incluyendo íntegramente la contribución del Banco Pastor ha sido de 75,6 millones de euros.

En un comunicado remitido hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la entidad descarta una vez más que vaya a necesitar ayudas públicas y destaca el crecimiento “récord” de sus ingresos gracias a la mejora “muy notable” en todos sus márgenes.


El de intereses ha crecido un 37,4 %, hasta 1.436 millones tras un comportamiento “excepcional” de las comisiones, que se incrementaron un 17 %; el margen bruto aumentó un 33,2 %, hasta 2.026 millones, y el de explotación, un 37,4 %.

El Banco Popular argumenta que estos márgenes son posibles por su modelo de negocio basado en pymes y familias y con el foco puesto en la rentabilidad y añade que ha captado 130.646 nuevos clientes en la primera mitad del año, de ellos 33.762 eran pymes.

Los créditos a clientes aumentaron un 19,4 %, hasta 119.921 millones, mientras que los depósitos se mantuvieron prácticamente estable, con una merma de un 0,7 %.

Sin embargo, en línea con el resto de entidades, la morosidad se ha disparado con la recesión y a cierre de junio rozaba el 7 %, exactamente el 6,98 % frente al 5,58 % de un año antes. Aún así se mantiene por debajo del 8,95 % del conjunto del sistema.

En cuanto a las coberturas de la cartera tras los 3.433 millones dotados, los activos no rentables pasan a estar cubiertos al 56 %, en tanto que los créditos morosos lo están la mitad y los inmuebles, al 40 %.

Respecto a la solvencia, el Banco Popular, una de las entidades consideradas sistémicas por su tamaño, tenía a cierre de junio un capital básico respecto a activos de riesgo o “core capital” según criterios europeos del 10,26 %, por encima del 9 % exigido.

El grupo que preside Ángel Ron aprovecha sus resultados para dar cuenta también de la integración “modélica” del Banco Pastor, que en su opinión ha puesto de relieve la similitud de los modelos de negocio rentables y eficientes de ambas entidades.

De hecho, las sinergias conseguidas en la primera mitad de 2012 ascienden a 57 millones de euros, el 70 % de las previstas para el primer año, por lo que se superan las estimaciones iniciales.

A juicio del grupo, comercialmente, el apoyo de la marca Banco Pastor hace que la entidad conjunta alcance en Galicia una cuota de mercado del 17,3 % en depósitos y del 19,8 % en créditos.

Incluyendo a Banco Pastor, la eficiencia del banco mejora hasta el 38 %, “consolidándose una vez más como la mejor de Europa, en la que la media de las entidades financieras es del 61 %”.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *