Publicidad

Listas de morosos: informaciones y dudas

Una de las consecuencias de no realizar un pago acordado a tiempo es que se puede pasar a pertenecer a lo que se denomina como listas de morosos. En ellas, aparecen recogidos los nombres de las personas que cuentan con impagos. Aunque hay diferentes, algunas de las más representativas son las listas de Asnef (la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros), la RAI (el Registro de Aceptaciones Impagadas) o la CIRBE (la Central de Información de Riesgos del Banco de España) En estas tres es donde aparecen recogidos la mayor parte de los morosos de España. En el momento en que se deja sin pagar una sola factura por importe de 100 euros, se puede pasar a formar parte de una de estas y salir es algo más complicado. Puede ocurrir que, en un momento dado se precise de una ayuda económica y no se pueda obtener por estar dentro de una de estas listas. Por suerte, existen préstamos con Asnef con los que, sin problemas y estando en una lista de morosos se puede contar con ese dinero extra.

Moroso

Es lógico pensar que si se forma parte de una lista de morosos haya entidades que no estén dispuestas a prestar dinero. Lo bueno es que hay empresas que han pensado en que son precisamente estos clientes los que más ayuda pueden necesitar en un momento dado y ofrecen una alternativa. En Internet se pueden encontrar fácilmente y son ellas mismas las que se encargan de realizar todos los trámites oportunos, atendiendo a las necesidades concretas y a la situación de cada uno de sus clientes, para encontrar una solución. De esta manera, estando en la misma lista de Asnef (que es la que contiene un mayor número de morosos) también se puede contar con conseguir un préstamo.

Lo único que hace falta para conseguir uno de estos préstamos es ser mayor de edad, tener una fuente de ingresos estable y rellenar un sencillo formulario. Con esto y eligiendo la cantidad de dinero que se desea (de hasta 750 euros) y el plazo de devolución, se puede contar con ese dinero en un breve espacio de tiempo, sin tener que dar mayores explicaciones y todo a través de Internet.

Cómo salir de una lista de morosos

Pese a que estar en una lista de morosos puede traer consigo una serie de complicaciones, no hay que olvidar que todo individuo o empresa cuenta también con una serie de derechos asociados. Y, siendo así, siempre se puede solicitar un informe para saber si se forma parte de ese fichero o no. Y, en el caso de que la deuda no sea cierta, no se esté conforme o los datos sean de hace más de seis años, se puede solicitar que se borren.

La mejor opción es acudir a un gestor que lleve estos temas y presentar toda la documentación posible que acredite la inexistencia de la deuda (en ocasiones, simplemente por el hecho de haber sido ya pagada) Hace falta, además, una fotocopia del DNI o del pasaporte. En un plazo de unos diez días suele haber una resolución sobre el caso. Sino se está de acuerdo, el siguiente paso es poner una reclamación.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *