Publicidad

Las PYMES y la economía sumergida

FEDEA (La Fundación de Estudios de Economía Aplicada) solicito un gran cambio o reforma fiscal en España para minimizar el fraude. Ese fraude representa el 20% del producto interior bruto (PIB), y que según FEDEA de reducirá  hasta en dos puntos el déficit a causa de la recogida de impuestos.

El ejecutivo ha puesto en funcionamiento una amnistía fiscal con el objetivo de aumentar los ingresos del Estado para así intentar congelar el déficit público español, que cerró el pasado ejercicio en 8,5%.

Michele Boldrin, doctor en Economía y profesor de la Universidad de San Luis, comentó que: “pensar que si se acaba el fraude fiscal se acabará con el déficit es una fantasía peligrosa”, ya que según su opinión, el elevado volumen del producto interior bruto que representa el dinero negro, es consecuencia a una mala distribución de los impuestos, lo que inicia el fraude fiscal e impide avanzar a las empresas. La mayoría de ese fraude proviene de las pequeñas y medianas empresas (PYMES) debido a que viven al margen, porque la forma que tienen de sobrevivir es eludiendo la fiscalidad.

La gran problemática a la que se enfrenta el Gobierno, es que, en caso de sacarlas a luz, terminaría acabando con muchas empresas, lo que perjudicaría al PIB, aunque podría tener un impacto de hasta dos puntos en el déficit. Esa economía sumergida se reduciría hasta seis puntos, en el caso que se pusieran en marcha mecanismos de control de fraude, como se realizaron ya en países como Alemania o Suecia.

El ministro de economía, Luis Guindos, dijo que una vez se atisben los primeras reacciones positivas de la recuperación, se procederá a una subida de los impuestos indirectos.

En el caso de subir un impuesto, sería el IVA, y si hay alguno que bajar sería las cotizaciones sociales, según Boldrin.

El ideal de España, es pseudoizquierdista, porque se piensa que gravando el empleo se está perjudicando a las grandes empresas, cuando realmente, los perjudicados son los trabajadores. Si los impuestos del trabajo son altos, será difícil trabajar en España, y aún consiguiendo el empleo el sueldo será  bajísimo.

Respecto a la amnistía fiscal, un asesor de FEDEA comento que si la Administración no quiere ver mermada su reputación “deberá ser intransigente e inflexible con la evasión una vez que se cumpla el plazo”. Proporcionó una medida, la limitación del pago en efectivo en 2500€, frenará el fraude masivo. Y apuntó diciendo que lo que hay que hacer es crear unos incentivos para que el uso de la tarjeta de crédito sea mayor.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *